Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Política monetaria en función del desarrollo

El desafío hoy es lograr inversiones que garanticen el crecimiento que de su calidad depende que se convierta en desarrollo.
En efecto, mientras la actual banca comercial presta en función del patrimonio del deudor, la banca de desarrollo lo hace también en función de lo que el tomador es capaz de devolver en función de los retornos de su proyecto de inversión previamente verificado.
La experiencia la tenemos en el Brasil que con su Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) es el principal agente de desarrollo en Brasil, desde su fundación en 1952, el Bndes desempeña un papel clave en el fomento de la expansión de la industria y la infraestructura de su país.
A lo largo de su historia, su actuación ha evolucionado de acuerdo a los desafíos socioeconómicos brasileños, llegando a cubrir el apoyo a la exportación, a la innovación tecnológica, al desarrollo socio ambiental sostenible y a la modernización de la gestión pública.
Además el Banco ofrece varios mecanismos de apoyo financiero a las empresas brasileñas de todos los tamaños y entidades públicas, que permite la inversión en todos los sectores económicos.
En cualquier negocio apoyado, desde la fase de análisis inicial hasta el acompañamiento, el Bndes hace hincapié en tres factores estratégicos a ser llevados en cuenta: la innovación, el desarrollo local y el desarrollo del medio ambiente.
Para sostener la paridad de la divisa, el BCRA vino comprando diariamente dólares en el mercado cambiario, emitiendo simultáneamente pesos que luego esteriliza colocando títulos de deuda Lebac o Nobac.
La idea en esta propuesta es des esterilizar esas sumas a través de mecanismos para el desarrollo, ya que la aplicación del actual mecanismo no sólo limita la economía, al impedir su crecimiento, sino que supone un aumento en la tasa de interés que alienta las operaciones no productivas.
Si el dinero emitido para comprar divisas se utilizara en la inversión de proyectos de desarrollo en aquellos sectores de la economía - debidamente elegidos - que garanticen retornos, -el egreso por intereses que se pagan por intereses -por las Lebac y Nobac se convierte en un ingreso para el BCRA.
La generación de dinero para inversión es la herramienta ideal para lograr la consolidación del panorama económico interno. Sectores como construcción generan empleo y un efecto derivado en un gran número de industrias colaterales, además del efecto confianza. Una inyección monetaria o de circulante aumenta notable mente la actividad económica, si va a la producción, generando más pagos de impuestos y un alza en la recaudación fiscal, sin que ello genere presión o efecto alguno negativo sobre las reservas.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar