Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

¿Podría funcionar un UBER del Comercio Exterior?

En 2015 y a pesar de haberse registrado una caída de operaciones, por el Puerto de Buenos Aires se movieron entre importación y exportación casi 100 mil TEUs (equivalentes a contenedores de 20 pies) por mes. Haciendo una comparación simple, esto podría verse como pasajeros que están aguardando subir a sus respectivos taxis, aunque con una mejor planificación, lo que nos haría pensar que la famosa aplicación ‘Uber‘ podría ser adaptada a este mercado.
Argentina tiene condiciones especiales que podrían apoyar esta idea: prácticamente la totalidad de las operaciones logísticas se realizan, desde y hasta las fábricas, por camión; la AFIP ha propiciado la informatización de todas las declaraciones aduaneras y existe un incipiente mercado de emprendedores TIC.
En la actualidad existen algunos sitios web que funcionan como bolsas de fletes aunque ninguno ha sido muy exitoso, quizás porque no han encontrado forma de vincular eficientemente la oferta con la demanda, encontrando dificultad para publicar los fletes disponibles de acuerdo a la necesidad concreta de los dadores de carga.
Si se aborda exclusivamente al transporte terrestre, tenemos por un lado los importadores, exportadores y agentes de cargas quienes demandan camiones para llevar o retirar las mercaderías desde sus plantas a las terminales portuarias o viceversa. Por otro, los camioneros quienes desean mantener sus unidades con un nivel adecuado de utilización, buscando tener nuevas cargas apenas aquellas quedan disponibles.
Actualmente las contrataciones se realizan a través de agentes de cargas o, en el caso de las empresas más grandes, mediante licitaciones por una cantidad o período determinado. Cuando no existe una adecuada planificación o cuando las distancias a las plantas son muy importantes, la información sobre disponibilidad de camiones se torna crucial.
La clave está en generar una plataforma donde la publicación de los fletes ofrecidos y necesitados sea prácticamente transparente para los usuarios. En este esquema, los despachantes de aduana juegan un rol fundamental. Al tomar contacto con las operaciones con suficiente anticipación y tener a su cargo la coordinación de la liberación de las cargas, disponen de información en tiempo real sobre el estado de las operaciones, así como del tipo de mercadería, su peso, dimensiones, valor, etc. Muchos de ellos utilizan sistemas informáticos que les permiten mantener una base de datos y administrar una gran cantidad de información que podría ser utilizada por otros sistemas.
Los camioneros tendrían así posibilidad de filtrar las solicitudes para poder optimizar sus ofertas, logrando fletes más económicos. La pregunta es si estos estarán dispuestos a aceptar un avance tecnológico de estas características, que sin dudas redundaría en una mayor competitividad de los productos importados y exportados.

Más notas de tu interés

Comentarios1
MA Grau
MA Grau 23/05/2016 03:51:29

No creo que la logistica de exportacion e importación sea algo tan improvisado como tomarse un taxi. Toda empresa exportadora medianamente seria elige cuidadosamente la/s empresa/s de transporte con la/s que trabaja.