Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Planes subsidiados: bancos y tarjetas ponen en duda su participación

Imagen de HORACIO RIGGI

HORACIO RIGGI Editor de Economía y Negocios

0

Las tarjetas de crédito, con más herramientas a partir de agosto

Las tarjetas de crédito, con más herramientas a partir de agosto

A pesar del entusiasmo del Gobierno por continuar con el programa de Ahora 12 y el Plan de Precios Cuidados, dos medidas kirchneristas criticadas por el mercado pero con fuerte arraigo social, los bancos y las tarjetas de crédito, no están convencidos de seguir, al menos en las actuales condiciones.


El punto en cuestión es que la tasa final que terminan cobrando por el plan en 12 cuotas es igual a un interés final de 24% anual, una cifra que no representa un negocio para los bancos. De hecho, las entidades pagan en promedio 28% por un plazo fijo. La diferencia, sostienen, la pierden. En Visa, por ejemplo, aseguran estar reflexionando si continúan o no con el plan del Gobierno. El tema no es menor, Visa es la líder del mercado con casi el 50% de los plásticos emitidos en el país.


En los bancos la opinión no es muy diferente. La mayoría quiere seguir con los planes siempre y cuando la tasa aumente. El argumento es que si el BCRA para frenar el dólar sube las tasas de los depósitos, también tiene que subir las tasas de las créditos pisados (como el plan Ahora 12), para que los privados no subsidien los consumos de la sociedad. El enojo de los bancos es que el Gobierno en nombre del Estado hace políticas que las terminan pagando las entidades. Por el lado del Gobierno, trascendió de forma extraoficial que la devaluación aumentó las ganancias de los bancos de forma millonaria.


No sólo el ministro de Producción, Francisco Cabrera, quiere la continuidad de los planes. El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, le había pedido de forma expresa al Gobierno prorrogar el plan Ahora 12, cuya instrumentación había sido garantizada sólo hasta el 29 de marzo.


El Gobierno está jugado a que si consigue el aval para que el Congreso le permita pagar a los fondos buitre, situación que lo liberará no sólo para sacarse de encima a los holdouts sino también para atraer dólares para financiar algo del gasto corriente, sumado a los dólares que ingresen por la cosecha gruesa, contará con el respaldo necesario para frenar el dólar y ahí poder bajar las tasas. Pero los argumentos, por ahora son teorías que no parecen convencer del todo a los que, si los planes subsidiados continúan, tienen que poner el dinero.