U$D

MIÉRCOLES 22/05/2019

Peronismo 2019: unidos y dominados

ALEXANDER GüVENEL

Licenciado en Ciencias Políticas

0
Peronismo 2019: unidos y dominados

Algunos de los que mantienen diálogo con Eduardo Duhalde y que aún lo consideran un referente dentro del PJ quizás no hayan reparado en que hace tan solo un par de años se refería a Cristina Kirchner como una dirigente que "ya fue (), igual que Menem y Duhalde, ya fue".

Lavagna fue ministro de economía de Néstor Kirchner entre 2003 y 2006. Ahora es impulsado a competir por un sindicalismo que fue el que horadó su poder en los últimos tiempos como funcionario de aquel gobierno, por un Hugo Moyano que condicionaba su apoyo a Kirchner a la salida del entonces titular de economía. También Duhalde ve al septuagenario ex ministro como quien sería capaz de amalgamar las fuerzas de un peronismo desperdigado en Alternativa Argentina, el PJ Federal, y aquellos sectores que se acercaron al kirchnerismo, entre los que podemos encontrar a Facundo Moyano y Felipe Solá.

Entre quienes se oponen al entendimiento FPV-PJ, Juan Urtubey es quizás el que con mayor claridad lo expresa ("sería estafar a la gente ir con Cristina Kirchner en una interna del PJ"). Uno podría pensar que es un rapto de coherencia del dirigente salteño o que se trata de una mezcla de juventud y proyección junto con cierta resignación ante un escenario electoral complicado para el peronismo. El senador Pichetto es otro que lo manifiesta sin tapujos: "Tenemos una propuesta diferente a Cristina, estamos construyendo una alternativa sin la ex presidenta porque el proyecto del pasado, ya pasó" al tiempo que sostiene, para diferenciarse aún más de la ex presidente, que comparte la política exterior de Macri.

¿Cuánto de lo que hacen en la cúpula dirigencial puede trasladarse a la base electoral? Algo que en política siempre mantiene una distancia, se vuelve más significativa cuando se trata de la ex presidente. La razón es sencilla: mientras algunos dirigentes políticos ven en ella un caudal importante de votos que les permitiría revalidar su banca o mantenerse en el candelero político por otro período, una importante cantidad de electores aún conservan sobre el kirchnerismo un recelo que no puede ser tapado por políticos que aparecen como moderados.

¿Habrá tiempo para que aparezca un "tapado" en el PJ que pueda aunar el voto opositor y romper con la dicotomía Cambiemos-kirchnerismo que aglutina al 70% de las preferencias electorales?

Para Felipe Solá esto es imposible y lo plantea con claridad: "Si la oposición va fragmentada, Cambiemos volverá a ser gobierno el año próximo", y sigue "la situación del país nos obliga a tener un proyecto común; la oposición debe unirse sin exclusiones".

Mientras los analistas sostienen que lo único que mantiene en un nivel elevado el riesgo país es el horizonte político-electoral, un análisis más fino de las posibilidades del desperdigado universo peronista muestra que el panorama político para Cambiemos aparece más despejado que el económico. Apenas los mercados tengan más claro esto y retroalimenten las posibilidades del Gobierno a través de la confianza en los bonos, el PJ tendrá más lejana su ambición de retornar al poder en 2019.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping