Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Peligroso aumento del gasto público en el mundo

MIGUEL BOGGIANO CEO de Carta Financiera

0

Frecuentemente oímos y leemos en los medios de comunicación que existe una tendencia mundial de achicamiento del Estado y contracción del gasto público.

Sin embargo, esto no es lo que está sucediendo. El gasto público a nivel mundial está aumentando fuertemente. De acuerdo con datos del Banco Mundial, el gasto pasó de 19,34% en 1973, a 29,16% en 2014 medido sobre el Producto Bruto global. De estos casi 10 puntos porcentuales que creció el gasto en los últimos 44 años, el 42,87% de ese aumento se produjo en los últimos 10 años.

¿Y cuáles son los países con el gasto más alto?
Según un estudio conjunto de la Fundación Heritage y el Wall Street Journal, los países con mayor gasto son Timor Oriental, Corea del Norte y Kiribati, los tres pertenecientes al continente asiático.
Estados Unidos ocupa el lugar 52 del ranking (38,9% de su PBI), bastante bajo si lo comparamos con la media de los países europeos.

Resulta muy interesante destacar que entre los 30 países con mayor gasto público sobre PBI no hay ninguno de Sudamérica. En América del Sur, el que tiene el gasto público más elevado es Ecuador (44%), seguido por la Argentina con el 40,3%, Brasil (38,6%), Bolivia (38,5%) y Venezuela (38%).

Ahora bien, esta tendencia global de elevar y mantener en altos niveles el gasto público, tiene una contracara muy peligrosa, y es la enorme burbuja de deuda mundial que se está creando.

El FMI ya ha advertido esta situación en Octubre del año pasado al manifestar su preocupación por los niveles de deuda actuales que ronda los 152 USD Trillons y representa más del doble del tamaño de la economía mundial (el 225% del PBI global).

De continuar esta tendencia nos encontraremos en poco tiempo con una nueva crisis económica mundial, cuando el repago de la misma se haga inviable, como ya ha sucedido en el caso de Grecia.
Además, no es casualidad notar que muchos de los países que tienen un alto nivel de gasto público muestran un peligroso nivel de endeudamiento.

Como lo mencionamos antes, el caso más emblemático es el del país helénico, por lo que resulta muy llamativo que aun hoy este sea el país europeo con el mayor gasto público con un 60,1% de su PBI, cuando posee un nivel de endeudamiento cercano al 180% de su producto bruto.

Pero el problema no termina ahí. Otros países de la Eurozona como Francia, Italia y Portugal que también se encuentran entre los países con mayor gasto público, tienen altos niveles de deuda, lo que puede poner en jaque a la economía mundial.

En síntesis, no es cierto que se esté contrayendo el gasto público en el mundo, todo lo contrario. Un mayor gasto implica una mayor presencia del Estado en detrimento de actividades que podrían ser desarrolladas por particulares.

Pero lo más preocupante es que el aumento del gasto se está financiando con inusitados niveles de deuda.
En definitiva, cuando la bur buja de la deuda mundial explote, será la gente común la que termine afrontando las consecuencias de la misma.