Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Peine fino sobre el Presupuesto, para que la revisión del gasto no parezca un ajuste

En virtud de que el ministerio que deberá comandar quedará reducido a dos funciones básicas del Estado, como lo son recaudar y distribuir los fondos obtenidos, está claro que la tarea más importante que deberá abordar Nicolás Dujovne desde el lunes próximo es el ordenamiento de las cuentas fiscales. Los inversores son sensibles a este indicador, porque marca un sendero de sustentabilidad. En su tamaño actual, el Estado es inviable a largo plazo porque solo puede financiarse con una presión tributaria excesiva o tomando crédito interno y externo que debería estar destinado al sector privado. La pregunta que empiezan a hacerse los analistas es con qué intensidad podrá dedicarse a esa tarea el sucesor de Alfonso Prat-Gay, teniendo en cuenta que será un año de elecciones nacionales y que obtener un triunfo en octubre será un objetivo irrenunciable para Mauricio Macri.

La respuesta engloba el desafío que tendrá el designado titular de Hacienda. Deberá atacar gasto superfluo para sostener los egresos que tienen un impacto directo en la población, como los programas de obras públicas y las partidas sociales. También aquellos comprometidos con las provincias, para no desequilibrar la red de acuerdos legislativos que teje Rogelio Frigerio. Si la economía repunta en el nivel previsto y el blanqueo amplía la base de recaudación, los ingresos también ayudarán a conseguir la meta dorada: que el déficit fiscal baje a 4,2% del PBI, sin contar con los fondos extraordinarios que aportó este año el plan de sinceramiento.

La Casa Rosada ya tiene asesores que todos los días le pasan el peine fino al Presupuesto para detectar inconsistencias. Habrá que ver si generalizar este método alcanza para lograr una reducción sin ir a un ajuste más clásico, o si los inversores se conforman con menos de lo prometido.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar