U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Nuestro fútbol debe subirse al tren de la industria global

MARIANO ELIZONDO Presidente de la Superliga

0
Nuestro fútbol debe subirse al tren de la industria global

En los primeros días de marzo de este año nos visitó en nuestro país Ferran Soriano, Director Ejecutivo del Manchester City. En una de las tantas charlas que tuvo con dirigentes e invitados remarcaba una y otra vez: "el último partido del City contra el Arsenal, la audiencia televisiva estaba representada un 3% en Inglaterra y un 97% fuera de Inglaterra".

El fútbol, como juego, se ha transformado en los últimos años y, sin duda, lo seguirá haciendo en los próximos. Los hinchas también han cambiado y ahora se pueden encontrar fanáticos del Real Madrid o del Inter de Milán en Bangladesh, Malasia o India. Lo que comenzó siendo un deporte de 22 jugadores hoy es unos de los vectores de mayor crecimiento de la industria del entretenimiento.

Este proceso no es casual. Para ello las principales ligas del mundo están haciendo desde hace muchos años un trabajo constante de conocimiento de su marca, de sus clubes y de sus jugadores. La Liga de España tiene oficinas en Dubai, Singapur y China entre otros. Esto le ha permitido firmar acuerdos solo en China por más de 100 millones de euros anuales en los últimos años.

Los partidos de la Premier League inglesa se pueden ver en más de 180 países, con una población objetivo de más de 1 billón de hogares. La Supercopa Italiana que se disputará en los próximos meses entre la Juventus de Turín y el Milan se jugará en Arabia Saudita. Antes esta Copa se ha jugado en 4 oportunidades en China, en 2 en Estados Unidos y Qatar y también en Libia han dado la vuelta olímpica los campeones Italianos. Este recorrido los italianos lo iniciaron hace mucho y esta será la décima vez que se jugará la final fuera del territorio italiano.

Este trabajo, que se viene realizando sistemáticamente en la conquista de nuevos mercados luego trae sus frutos. Millones de seguidores, de fans, de deportistas en diferentes partes del mundo consumen día a día productos de estas ligas y de sus clubes. Para ellos, el fútbol es más que los 90 minutos habituales que nos sentamos a ver un domingo. Clínicas, capacitación de jugadores y de técnicos, presencia de planteles profesionales y juveniles son parte de las actividades que vienen ejecutando con precisión desde hace tiempo. Estos trabajos generan frutos, aumentan los ingresos y hacen a un fútbol más global, con hinchas mundiales.

Nuestro desafío para el fútbol local es subirnos a ese tren. Durante muchos años lo dejamos pasar y para subirnos la planificación, el trabajo sistemático y profesional es clave. El pasado torneo de la Superliga permitió mediante un trabajo planificado comunicar con 6 meses de antelación en qué momento se disputaban cada uno de los encuentros, cuál era el horario de los mismos y quien los transmitiría. Ese trabajo es fundamental para que a miles de kilómetros sepan con antelación en que momento nos pueden encontrar. De más de 230 partidos planificados este año con 6 meses de antelación el 97 % se cumplió en tiempo y forma, factores climáticos no nos permitieron alcanzar el 100%.

Nuestro próximo desafío será trabajar de manera sistemática para que nuestro fútbol se vea en lugares alejados de nuestras canchas, pero que pueden sumar y generar muchos fanáticos que nos permitan seguir creciendo, generar recursos para los clubes y ocupar espacios que todos quieren ocupar. Los fanáticos de esta industria del fútbol se sentarán en los próximos tiempos a ver partidos de fútbol, irán a comprar camisetas, verán programas de televisión y consumirán fútbol en las redes sociales en una industria que no para de crecer. Trabajando el mercado internacional tenemos que lograr que las camisetas de nuestros clubes cada vez caminen más esas calles alejadas de nuestro país.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar