Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Moyano no es el Ubaldini de Macri, por método y por declaración jurada

Moyano redobló la presión por salarios y estimó una inflación de casi el 33% en los últimos doce meses

Moyano redobló la presión por salarios y estimó una inflación de casi el 33% en los últimos doce meses

Son los dos líderes sindicales más reconocidos desde la restauración democrática de 1983. Saúl Ubaldini venía del gremio de los cerveceros. Hugo Moyano surgió desde el gremio de los camioneros. Ubaldini le hizo 13 paros generales a Raúl Alfonsín y fue su segundo dolor de cabeza después de los militares golpistas. Moyano acaba de hacerle el primer paro a Mauricio Macri, cuatro meses después de asumido y tras haberle hecho varios paros a Carlos Menem, Fernando de la Rúa, dos a Cristina y ninguno a Néstor Kirchner. Ubaldini le gritó a Alfonsín que "llorar es un sentimiento y mentir es un pecado", todo porque el presidente radical lo había (des) calificado de "mantequita y llorón", pero ambos terminaron cruzando palabras públicas de respeto. Moyano terminó enemistado con todos los presidentes a los que primero apoyó y luego enfrentó. Ubaldini no tenía fortuna personal y dormía junto a su perro "Truco" en un altillo vacío de la CGT. Moyano se convirtió en un empresario muy próspero, es presidente del club Independiente y ahora quiere ser presidente de la AFA.

"Moyano no es el Ubaldini de Macri", dijo este sábado el experimentado diputado del PRO, Eduardo Amadeo, apenas un día después del paro week end que Moyano lideró a siete cuadras de la Casa Rosada. Y claro que no son lo mismo por muchas de las comparaciones mencionadas. Y porque la Argentina se ha convertido con los años en un país bastante más salvaje que aquella democracia débil de la década del ’80. Macri debe entender que un ajuste económico como el que lleva adelante precisa medidas mucho más veloces de asistencia a los sectores más desprotegidos. Y Moyano debe aprender, de una vez por todas, que la extorsión y la violencia son metodologías que acompañaron las peores desgracias del país adolescente. Sólo tendremos destino y desarrollo si los dos entienden que los verdaderos enemigos son la inflación, la caída de la producción, el desempleo y la corrupción. Las negociaciones en el Congreso por la ley de doble indemnización que impulsa Moyano y resiste Macri serán un examen fundamental para comprobar si se mantiene la magnitud de nuestras desgracias.

Más notas de tu interés

Comentarios2
Alfredo Federico
Alfredo Federico 03/05/2016 12:27:33

vergonzosa defensa a macri de este impresentable. macri es la corrupcion al mas alto nivel. alfonsin era solo inepto.

jose boch
jose boch 02/05/2016 01:12:54

Ubaldini fue el caballo de trya del peronismo , despues vinieron los Caras Pintadas y al fin Menem-Clarin .Hoy Macri-Clarin.