Martes  26 de Febrero de 2019

Mitos y realidades sobre la tecnología y el futuro del trabajo

Mitos y realidades sobre la tecnología y el futuro del trabajo
ALBERTOSCHUSTER
ALBERTOSCHUSTER Director de la Unidad de Competitividad de Abeceb
Ver más notas del autor

El mundo está cambiando y lo está haciendo rápidamente. Estamos siendo partícipes de un proceso de transformación disruptiva a escala mundial que, basada en Internet, robótica e inteligencia artificial afectarán a cada actividad, a las empresas de producción o de servicios y a todas las profesiones. Nos afectará a los argentinos y deberá ser parte de un azaroso pero muy necesario proceso de transformación.

La tecnología y la innovación en la sociedad occidental fueron y seguirán siendo los principales motores de progreso futuro, a través de sociedades creativas e innovadoras.

En los 50 años transcurridos desde la primera revolución industrial hasta la segunda, el ingreso per cápita mundial creció a un promedio anual del 0,60%; en los 90 años transcurridos entre la segunda y la tercera (las computadoras) a un 2,37% y desde la tercera hasta nuestros días un 3,74%. Nunca el trabajo disminuyó; sí se transformó.

Respecto del desarrollo tecnológico, Richard Baldwin en "La globalización, la robótica y el futuro del trabajo" sostiene: la tecnología produce transformación económica, ésta produce disrupciones económicas y sociales, las que generan reacciones adversas y finalmente concluyen en una resolución. La última vez que vimos una transición tecnológica como la actual fue en los años 20 y 30, cuando la electricidad y el automóvil propulsaron la segunda revolución industrial". Ello generó el surgimiento del fascismo y el comunismo y también transformaciones estructurales como en los Estados Unidos el "movimiento de la escuela secundaria" que se convirtió en gratuita y obligatoria, preparando a toda una generación para pasar de la granja a la ciudad y convertirse en trabajadores de fábrica y servicios. También vio el surgimiento de sindicatos y de la seguridad social.

En las sociedades desarrolladas ha surgido un vehemente debate acerca de la medida en que el cambio tecnológico afectará la cantidad de empleos, su naturaleza y la satisfacción de la gente.

El significativo incremento de la integración económica y el avance de las tecnologías de información implicaron una gran competencia para muchos trabajadores que producen bienes y servicios transables. En los países desarrollados se redujo gradual e incesantemente el peso de la producción de manufacturas hacia los servicios. En los EE.UU., en 1980 el 30% de empleo era en la manufactura y un 60% en servicios. Actualmente las manufacturas alcanzan a menos del 20%, mientras que los servicios se ubican en el 80%. Asimismo, en 1980 Estados Unidos, Japón, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia y Canadá producían dos tercios de la producción total de manufacturas pasando al 45% en la actualidad. Sin embargo la producción total en ese período se incrementó en menos del 15%. En 1980, en los EE.UU. se necesitaban 25 puestos de trabajo para generar un millón de productos manufacturados, hoy 6,5.

Como resultado de todo este proceso, el promedio de ingresos ajustados por inflación de las familias cayó 7% desde 2000 y la inequidad se amplió, dado que se retribuyó en mayor medida a aquellos con calificaciones y habilidades mayores mientras se redujo el número de trabajos de menor nivel ejecutados más eficientemente por robots y trabajadores en países más pobres. La disrupción: insatisfacción en trabajo, aumento de la brecha de ingresos y competencia por el trabajo de bajo nivel por inmigrantes. La reacción: el surgimiento de movimientos populistas y xenofóbicos en los EE.UU. y Europa.

El informe "Future of Jobs 2018" del World Economic Forum sugiere que la proporción de horas humanas sobre el trabajo total disminuirá del 71% hoy al 48% para 2025, a favor de las máquinas y los algoritmos. Otro informe, "The future of Work" de la Information Technology and Innovation Foundation, estima que entre ahora y 2035 un neto de 122 millones de empleos pueden surgir como consecuencia de los "nuevos trabajos".

Advierte que las estimaciones actuales son muy precarias porque el crecimiento económico depende del incremento de la productividad, que a su vez se logra en gran medida a través de la automatización.

Un aumento en esa productividad no excluye impactos negativos, pero la mayoría de los temores de pérdida masiva de empleos son injustificadas.

La dislocación laboral aumentará, pero debe abordarse con políticas inteligentes que ayuden a los trabajadores a obtener mayores competencias y apoyo para hacer las transiciones. El mayor crecimiento de la productividad genera, en todo caso, menores tasas de desempleo. La razón es que las empresas invierten en innovación para reducir costos y, debido a mercados competitivos, transfieren la mayor parte de esos ahorros a los consumidores en forma de recortes de precios y a los trabajadores en forma de salarios más altos. Este poder de compra adicional lleva a mayor gasto de los consumidores y crea empleos adicionales.

Irse de la globalización y la tecnología no es una opción realista. Ningún país puede progresar aislado ni cerrarse al ingreso de mercaderías del exterior, servicios, capital, ideas y gente. Los países y las empresas que no se adapten a las nuevas tecnologías perderán en la competencia global. Sin creación de valor, e inversiones no hay posibilidad de progreso. Si bien exponer a las industrias locales a la competencia internacional genera eficiencia e innovación, la destrucción creativa resultante también genera problemas.

La mayor inversión que un país puede hacer es invertir en el capital humano y apoyar al trabajo.

En el largo plazo, altos salarios con alta productividad es el único camino para el crecimiento sustentable. Para que el proceso sea "manejable" en los términos de Baldwin, la prosperidad compartida es el desafío de nuestro tiempo.

No hay comentarios. Se el primero en comentar
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN1,351443,000045,0000
DÓLAR BLUE-0,220845,000045,2000
DÓLAR CDO C/LIQ5,2640-46,0173
EURO0,336249,250649,3986
REAL0,283911,262411,3025
BITCOIN2,57749.203,49009.205,4900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000051,3125
C.MONEY PRIV 1RA 1D-0,377466,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-0,371767,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000052,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,490571,0000
TNA 7 DIAS-4,807150,1000
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)1,2750139,00137,25
CUPÓN PBI EN PESOS36,90482,301,68
DISC USD NY0,7438121,90121,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,390040.646,2800
BOVESPA-0,740098.773,7000
DOW JONES-0,070026.106,7700
S&P 500 INDEX-0,16122.891,6400
NASDAQ0,00007.796,6590
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,0417329,6829326,2841
TRIGO CHICAGO0,7470198,2323196,7626
MAIZ CHICAGO2,5452178,4377174,0088
SOJA ROSARIO0,0000233,5000233,5000
PETROLEO BRENT1,223362,060061,3100
PETROLEO WTI0,459152,520052,2800
ORO0,06721.340,10001.339,2000
https://www.apertura.com
Revista Apertura
Revista Infotechnology