U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

México se presenta como una oportunidad para Argentina

México se presenta como una oportunidad para Argentina

Luego que el presidente Trump decidiera aplicar medidas de protección a su economía con aranceles del 25 % sobre el acero y el 10 % sobre el aluminio a la fabricación de manufacturas las represalias no pararon de llegar.

Como consecuencia de la guerra comercial entre China y EE.UU. tuvimos bajas importantes en el mercado de materias primas agrícolas que también afectan a los países miembros del TLCAN y más puntualmente con México.

Tras los anuncios de Trump, México impuso una serie de aranceles a las importaciones desde EE.UU., golpeando docenas de importaciones estadounidenses, incluyendo acero, manzanas y carne de cerdo.

México depende completamente de los EE.UU. pero están buscando opciones para la importación de granos desde Brasil y Argentina.

La producción de maíz 2018/2019 de México (octubre-septiembre) sería de 26.6 millones de toneladas, con un estimado de 7.2 millones de hectáreas de área cosechable, asumiendo condiciones climáticas normales. Las fuentes oficiales esperan que el área cosechada de maíz se mantenga prácticamente sin cambios en comparación con el promedio de los últimos cinco años.

México continúa siendo el quinto mayor productor de maíz en el mundo. Aunque la producción de maíz se extiende por todo el país se hace principalmente por ocho estados: Sinaloa, Jalisco, México, Michoacán, Chihuahua, Chiapas, Veracruz y Tamaulipas. Combinados, estos estados representan casi el 69 % de la producción total. El maíz blanco sigue siendo la variedad predominante en México, con casi el 87 % de la producción total, mientras que el maíz amarillo representa solo el 13 %, a pesar de varios intentos de esquemas de conversión.

Según analistas se espera que las importaciones totales de maíz 2018/2019 suban en aproximadamente un 5 % con respecto a 2017/2018 a 16,8 millones de toneladas, para igualar la demanda alcista, en particular para el consumo de alimento. Se estima que las exportaciones se mantengan sin cambios en 1.3 millones de toneladas con motivo de un mercado internacional sobre abastecido y muy competitivo.

Las tensiones mundiales por el cambio brusco en las políticas comerciales de EE.UU. es una amenaza y una oportunidad que lleva a reestructurar los flujos comerciales internacionales, es así como Brasil ha aumentado su comercio bilateral con México ya que existe una importante preocupación que se interrumpan los suministros con EE.UU. por las negociaciones del TLCAN más allá que la relación entre el nuevo presidente electo López Obrador y Trump parecen estar mejorando.

El USDA estimó la producción mundial de maíz 2018/2019 en 1.054.3 millones de toneladas, 20.6 millones de toneladas más que la campaña anterior y un consumo estimado en 1.094 millones toneladas y un comercio mundial en 157.8 millones de toneladas, 7.3 millones de toneladas más que el año anterior.

México compra maíz de los EE.UU. y en 2017 les compró 14,7 millones de toneladas y a la Argentina le compró unas 67.000 toneladas de maíz mientras que a Brasil algo más de 500.000 toneladas, lo que significó un crecimiento del 970% de las ventas. Brasil va camino a ser el principal exportador mundial de maíz y nosotros tenemos que subirnos atrás de ellos. Esta crisis internacional y pérdida de confianza entre países generan nuevas oportunidades y no tenemos que dejarlas pasar, ahora es el momento de recuperar los mercados en Latinoamérica.

A fines del año pasado, volvimos a exportar trigo a México luego de más de 25 años, un verdadero hito que fue posible por la voluntad política de México y Argentina que busca recuperar, reabrir y expandir sus mercados. Autoridades del país hermano nos visitaron hace unos días y volvieron a manifestar su firme voluntad e interés de ampliar el volumen tanto en trigo como en maíz para las próximas campañas.

Estamos haciendo grandes progresos para aumentar la participación en mercados internacionales y potenciar nuestro comercio exterior como generador de divisas y trabajo. El presidente Macri y su equipo en Agroindustria tienen esa visión clara y la llevan a adelante como objetivo principal. Este es el camino.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés