Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Más problemas para Macri: el Brexit y la inestabilidad política del planeta

Imagen de FERNANDO GONZALEZ

FERNANDO GONZALEZ Director Periodístico

0

Como si la Argentina no tuviera suficientes problemas autóctonos, la victoria del Brexit en el Reino Unido le generó un interrogante inesperado a una economía en crisis. Desde la madrugada del viernes, los funcionarios del gobierno de Mauricio Macri evalúan cada movimiento de los mercados internacionales para prever que el nuevo escenario no agregue otro golpe a este presente de inflación elevada, déficit fiscal, actividad moderada y fragilidad laboral. Alfonso Prat-Gay y Federico Sturzenegger siguieron de cerca el impacto argentino y el primer pronóstico es que la salida del cepo al dólar y el acuerdo con los holdouts debería funcionar como una red de aislamiento financiero para proteger las variables de la economía real.

El Cronista informa hoy sobre la incidencia que los efectos del Brexit pueden tener para la Argentina. El descenso del precio de la soja o la retracción del crédito internacional en un momento inoportuno aparecen en la vidriera del riesgo pero es cierto que los temblores probables, al menos por ahora, son más políticos que económicos. La incertidumbre institucional y regulatoria que amenaza a Europa, y las banderas secesionistas que también flamean en los territorios nacionalistas de varios de los países más importantes del continente son luces amarillas para observar.

La irrupción de Donald Trump en EE.UU., la crisis del PT en Brasil. Y el triunfo del Partido Popular en España, que ayer le puso un freno a las nuevas expresiones políticas como el movimiento Podemos, son señales de un mensaje inconfundible: el mundo se ha vuelto una caja de sorpresas para los planes de cualquier gobernante.