Jueves  20 de Diciembre de 2018

Macri y la cuestión fiscal: cómo evitar otro 2001

Hoy se cumple un nuevo aniversario de la caída del gobierno de Fernando De la Rúa.

Macri y la cuestión fiscal: cómo evitar otro 2001

JULIAN ZICARI

Economista. Doctor en Ciencias Sociales, autor del libro "Camino al colapso. Cómo llegamos los argentinos al 2001"

Se suele decir que las sociedades que no aprenden su historia están condenadas a repetirla. Por eso hoy, al cumplirse un nuevo aniversario de la renuncia de Fernando De la Rúa y su huída en helicóptero, tal vez podamos repasar algunos elementos centrales de la crisis del 2001 y los motivos por lo que ocurrió. 

Dado que actualmente el gobierno de Mauricio Macri parece estar empeñado en repetir los mismos errores.

En principio, porque el macrismo y la Alianza han seguido hasta ahora una secuencia económica similar: primero realizaron ajustes tolerables políticamente (gradualistas) pero financiados con endeudamiento externo.

Así, una vez agotado la toma de deuda en los mercados externos, decidieron recurrir al FMI para obtener un Blindaje financiero y con eso ganar la confianza de los mercados. Igualmente, nada de eso sucedió: el riesgo país y la incertidumbre no dejaron de crecer desde ese momento. De este modo, por el ahogo financiero al que estaban llegando, debieron realizar grandes canjes de deuda: el megacanje por parte de la Alianza y, de parte de Cambiemos, los canjes de Lebacs por Letes y Leliqs. Todo sin resultado alguno, pues no tuvieron ninguna mejora económica sino un escenario cada vez más frágil.

La cuestión fiscal

Como la situación fue llegando igualmente a niveles de alarma, volvieron a repetir respuestas: le pidieron al Congreso una ley de "déficit cero". La Alianza rebajó con ello un 13% las jubilaciones y los salarios estatales, mientras que lo de Cambiemos es todavía peor: el poder adquisitivo de los sueldos caerá este año en torno al 17% y las jubilaciones cerca del 20%.

Aún con eso, el panorama ni siquiera se calmó sino que continuó cada vez peor: la brusca recesión que implantaron generó una depresión económica fulminante para el nivel de actividad. De este modo, la recaudación cae más rápido que el producto volviendo así "necesarios" nuevos ajustes, donde la economía real pasó a estar en terapia intensiva: se desplomó la industria, la situación crediticia estalló en morosidad hasta comenzar a romper la cadena de pagos y el consumo viene en picada. 

Sin ir más lejos, el mes pasado la recaudación subió solo 33% contra el 48% que lo hizo la inflación. Es decir, una pérdida de ingresos fiscales del 15% cuando el estimador de actividad mostró un descenso del 4%. Vemos entonces que se repite la secuencia de ajustes/recesión/caída de la recaudación/nuevos ajustes, dejando entre medio altos daños sociales y productivos, pero sin resolver nada

En el caso de la Alianza fue igual. El nivel de gasto no subió durante la crisis del 2001, sino qué bajó, reduciéndose un 7% con respecto al año anterior (fueron unos 3.500 millones de dólares menos). Sin embargo, dados los ajustes y la recesión, los ingresos fiscales cayeron un 9% (unos 5 mil millones), agravando así severamente el cuadro fiscal como le pasa a Macri hoy.

Por su parte, tanto la Alianza como Cambiemos necesitan desesperadamente del dinero del FMI para no caer en default: ninguna de las economías que manejan dichas coaliciones está técnicamente en capacidad de seguir pagando la deuda. En otras palabras, si bien se evita por un tiempo formalmente el default, no se logra recuperar la confianza ni una capacidad de repago genuina: el problema de solvencia técnica persiste sólo posponiendo la crisis.

Los desembolsos del FMI entonces no ayudan ni a Cambiemos ni a la Alianza a generar calma, quedando ambos gobiernos cada vez más expuestos a los ataques especulativos, donde la incertidumbre crece a la par de las tasas de interés: el dinero obtenido se usa únicamente para financiar la fuga de capitales. Así, vemos que el riesgo de default no desaparece sino que aumenta.

Con todo, la Argentina en 2001, aún con los altos desembolsos del Fondo, no pudo evitar la crisis ni la explosión final, dada la suba de la desconfianza. Hoy el macrismo está cada vez más complicado de igual modo: a un año del cambio de mandato el riesgo país se está ubicando en la zona de los 800 puntos, presagiando tiempos muy oscuros hacia adelante. Las alarmas crecen entonces casi hasta el límite.

Cambiemos necesita tener una renovación de Letes el año próximo por arriba del 54% para no perder reservas o no caer en default, aunque la última semana dichas renovaciones sólo alcanzó al 77%, cuando antes eran del 100% o más. El gobierno por ello camina por la cornisa como en el pasado lo hizo la Alianza.

Paradójicamente, un dato que muchos olvidan, pero que es central es que en 2001 la situación fiscal era mucho mejor que la actual. Existía allí superávit primario aunque no financiero. La ley de déficit cero de 2001 buscó resolver eso aquél año y de un solo golpe. Con el macrismo es distinto, se aspira a conseguir el déficit cero primario en 2019 y el financiero recién en 2021. El problema es que ni la Alianza ni Cambiemos pudieron obtener resultados con semejantes políticas de ajuste, siendo políticas de ajuste doblemente explosivas.
 
En efecto, en 2001 y actualmente, como vimos, las políticas de ajuste sólo generan recesión pero sin resolver la situación fiscal, aún los altos costos que se pagan en términos productivos y de actividad. Donde la situación social se deteriora dramáticamente: sube el desempleo (superando ya los dos dígitos), la pobreza y el hambre. 

Pero por otro lado, notamos que las finanzas públicas empeoran por la dinámica que la deuda impuso: comprobamos una vez más que durante el 2001 el gasto público cayó algo, pero más lo hicieron los ingresos como dijimos. Cuando el único ítem que verdaderamente creció fue el de pago de deuda: pasó de representar en 17,55% a ser el 20,33% del presupuesto. Se tenía así un país más endeudado, una economía más chica, con menor capacidad fiscal y con todos los problemas agravados. Todo tal cual le ocurre al macrismo hoy.

Einstein solía decir que es inútil hacer dos veces las mismas cosas para esperar resultados distintos. Por ello, en conclusión, si Macri quiere evitar un 2001 debería dejar de aplicar las recetas que desencadenaron aquella crisis y modificar urgentemente el rumbo económico actual. Pues el camino del ajuste, el de la deuda y el del FMI no son senderos de solución sino la causa del problema. La historia nos enseña. Tan solo hace falta querer escuchar.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000065,500070,5000
DÓLAR BLUE0,8000122,0000126,0000
DÓLAR CDO C/LIQ1,6030-115,2420
EURO0,065176,341676,3844
REAL0,035212,773212,7793
BITCOIN2,45729.669,81009.678,3000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,236426,5000
C.MONEY PRIV 1RA 1D-12,500014,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-11,764715,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000026,6000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)20,0000108,0090,00
CUPÓN PBI EN PESOS12,44442,532,25
DISC USD NY0,860265,6665,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL5,796037.824,7300
BOVESPA1,390087.402,5900
DOW JONES0,360025.383,1100
S&P 500 INDEX0,37513.044,3100
NASDAQ0,66009.489,8720
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,0297309,0146308,9227
TRIGO CHICAGO-1,0082189,4138191,3429
MAIZ CHICAGO-0,5372127,5539128,2429
SOJA ROSARIO0,0000220,0000220,0000
PETROLEO BRENT1,797038,520037,8400
PETROLEO WTI0,450835,650035,4900
ORO0,02881.737,40001.736,9000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology