Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Macri versus Massa, la saga de una disputa personal que promete más capítulos

Imagen de FERNANDO GONZALEZ

FERNANDO GONZALEZ Director Periodístico

0
Macri versus Massa, la saga de una disputa personal que promete más capítulos

El de Mauricio Macri y Sergio Massa es uno de los múltiples conflictos personales sobre los que está construída la sinrazón argentina. Uno nació en cuna de oro con padre empresario y el otro en un hogar de clase media típico del conurbano bonaerense. No se odian y a veces hasta unen fuerzas, pero la de ellos es una convivencia con las tensiones de quienes se sienten competidores. A Macri le hubiera gustado ganarle al kirchnerismo siendo candidato principal en la provincia de Buenos Aires. A Massa le hubiera gustado que su Tigre ganara tantos torneos como los que ganó el Boca de estirpe macrista en la década de Bianchi. ¿Cuánto pagaría Macri por tener una década menos, la edad del diputado que fundó el Frente Renovador? ¿Cuánto daría Massa por ser presidente, el cargo que hoy ocupa el rival que lo venció en las elecciones del año pasado?

Pero todo eso son situaciones hipotéticas que jamás sucedieron. La realidad es que Macri es el presidente y Massa es el dirigente opositor con mayor imagen positiva en las encuestas. Lo concreto es que Macri logró respaldo parlamentario para aprobar el acuerdo con los holdouts con apoyo decisivo de Massa. Y que, en los últimos días, Massa se despegó de Macri para alimentar las chances de la ley de doble indemnización del kirchnerismo. Se alejan y se acercan de acuerdo a las circunstancias. Y tendrán la chance volver a enfrentarse en el cercano 2017. Massa querrá ir por otra oportunidad de llegar a la Casa Rosada. Y Macri intentará asegurarse su gestión de cuatro años con derecho a otros ocho. La disputa de ayer será apenas un nuevo capítulo de una saga que promete muchos más episodios.