Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Macri seduce con fondos a gobernadores apremiados y se muestra más cerca del PJ

Uno de los primeros gestos al asumir fue juntar a los gobernadores en la residencia de Olivos. Macri buscará repetir esa foto el 9 de julio

Uno de los primeros gestos al asumir fue juntar a los gobernadores en la residencia de Olivos. Macri buscará repetir esa foto el 9 de julio

Recibir a Gerardo Zamora en la quinta de Olivos fue un gesto poco habitual en Mauricio Macri. Ocurrió dos semanas atrás y el Presidente le prometió al senador del Frente Cívico que pronto visitará Santiago del Estero con su gabinete. La charla fue de tres: estuvo Rogelio Frigerio, ministro del Interior, Obras Públicas y Viviendas, quien el último jueves firmó un convenio por obras y viviendas con la gobernadora Claudia Ledesma Abdala, esposa de Zamora. Ayer Macri publicó una carta en el diario El Liberal donde dijo que "venimos de tiempos difíciles" pero prometió que "vamos a estar bien". Santiago, justamente, pasa por tiempos difíciles. Entre otros conflictos sociales Abdala enfrenta la ‘Furia Blanca’: más de dos meses de paro docente con huelga de hambre incluida. La situación, dicen quienes hablan con Zamora, "está al límite" y atribuyen a la imperiosa necesidad de conseguir fondos y obras que reactiven la caída en la construcción los contactos fluidos con la Nación y la ausencia en la última sesión de Diputados de cinco de los seis legisladores del Frente Cívico, justo cuando el kirchnerismo (aliados en los últimos años) buscaba quórum para la ley antidespidos.

Situación similar sufren otras provincias. Chubut y Neuquén pelean por el petróleo y se entienden con el macrismo. De Misiones a Tierra del Fuego, pasando por Santa Cruz, hay situaciones de crisis y sus efectos llegaron al recinto.

Lo sabe el Gobierno que buscó convertir a los gobernadores opositores en aliados en contra de la ley antidespidos, dividir al PJ y torcer el rumbo de un Senado esquivo. Por eso Macri se acerca cada vez más al justicialismo (lo demuestran las fotos con intendentes) y visitó a Juan Manzur y Gildo Insfrán hace pocos días.

En ese marco la Rosada trabaja para llegar con algunos acuerdos ya firmados –o al menos apalabrados– a la reunión de gobernadores del próximo miércoles en Córdoba, donde el anfitrión Juan Schiaretti prestará la Casa de Gobierno para discutir la propuesta de pago de una cuota en concepto de coparticipación de 3% en efectivo y 6% en préstamos del Fondo de Garantía de la Anses. También ya se firman acuerdos para la construcción de viviendas y obras lo que mejoraría, creen, el humor de los asistentes.

Aunque aún no llegaron las confirmaciones, en la Rosada creen que no habrá ausentes.

Por Nación irán Frigerio y gran parte de su equipo: el viceministro Sebastián García De Luca; Alejandro Caldarelli, secretario de Provincias; Paulino Caballero, subsecretario de Provincias y Ricardo Delgado, subsecretario de la Obra Pública, además de algún funcionario de alto rango de Economía.

La semana pasada, tras la infructuosa sesión especial en Diputados, el Gobierno hacía cuentas. A Juan Manuel Urtubey (quien dijo que si fuera Presidente vetaría la ley antidespidos) decían haber sumado al santafesino (socialista) Miguel Lifschitz; el peronista sanjuanino Sergio Uñac, el neuquino Omar Gutiérrez; el chubutense Mario Das Neves y la santiagueña Abdala. Si pasado mañana acuerdan el pago de la coparticipación, el Gobierno se anotará algo así como un triunfo o por lo menos, desean, un empate.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar