Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Macri hace campaña para conseguir los votos que le permitan activar la reformas

Imagen de WALTER BROWN

WALTER BROWN Jefe de redacción 

1

Las elecciones legislativas del pasado 22 de octubre marcaron un mojón en la historia reciente de la política y la economía nacional. En línea con el eslogan oficialista, la sociedad comprobó que se produjo un cambio en el país, al menos en la preferencia del color que predomina en un mapa tradicionalmente bipartidista. Supo además que el Gobierno pretende extender el cambio a partir de su iniciativa de una reforma gradual y permanente. Pero también se pregunta hoy hasta qué punto quienes ejercen los diferentes estamentos del poder argentino están dispuestos a cambiar.

El resultado del paso por las urnas significó un fortalecimiento político del Gobierno ante la oposición, los gremios y la Justicia, que sostiene un crecimiento de la confianza social en la gestión y en una mejora de la economía. Aunque sin prevalecer en ninguna de las cámaras parlamentarias y con la mayoría de los distritos gobernados por el peronismo, la administración de Mauricio Macri volvió a poner en práctica la capacidad negociadora que mostró para gobernar durante los últimos dos años en un intento por poner en marcha las propuestas que plantea para el futuro.

Y en esa tarea, por el momento exhibe más cesiones que logros. Con los gremios, desactivó puntos de conflicto y abrió una instancia de debate para conseguir hoy el visto bueno a la reforma laboral. Mientras que con los mandatarios provinciales y cámaras empresarias, acordó evitar mayores modificaciones en la aplicación de impuestos internos para algunos productos, a cambio de que mañana suscriban un pacto fiscal.

En definitiva, tendió puentes para alcanzar el objetivo final: activar las reformas que le permitan seguir adelante con su plan de gobierno. Se trata de un clásico desafío de la política que requiere trasladar la campaña al terreno de la gestión. A poco más de tres semanas del suceso electoral, el presidente Mauricio Macri deberá poner a prueba en las próximas 48 horas si vuelve a obtener los votos que necesita.

Más notas de tu interés

Comentarios1
diegobluray1 Bar
diegobluray1 Bar 15/11/2017 11:09:51

Pensé que las reformas eran bajar el gasto público y carga tributaria. No mantener el gasto y aumentar impuestos a los dóciles de siempre. Ojalá el congreso no aprueba sacar el límite a los aportes previsionales porque es realmente una incautación.