Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Luz verde para el comercio entre Brasil y Argentina

Luz verde para el comercio entre Brasil y Argentina

Tras sucesivas caídas desde 2013, el comercio bilateral entre Brasil y Argentina volvió a crecer desde finales del año pasado. Solo durante el primer bimestre de 2017, el aumento fue de 20,7%. Este hecho que debe celebrarse forma parte de un momento de gran sintonía política entre los dos países.

La visita del presidente Michel Temer a la Argentina, en octubre de 2016 –su primer viaje bilateral después de asumir la Presidencia de la República– fue correspondida prontamente por el presidente Mauricio Macri, quien estuvo en Brasilia en febrero de 2017. Después de esta clara señal de interés de avanzar en la agenda bilateral, junto a mi homólogo, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y nuestros respectivos equipos técnicos, nos reuniremos esta semana, en Buenos Aires, para dar seguimiento a los trabajos de la Comisión Bilateral de Comercio, que había estado parada durante cinco años.

Para dar la dimensión exacta de esta reanudación, es necesario aclarar que la Comisión Bilateral de Comercio aborda asuntos estratégicos tales como el acceso a los mercados, la facilitación del comercio, la convergencia regulatoria, la innovación, el espíritu emprendedor, las Pymes, la propiedad industrial y la promoción comercial. Así que puedo decir con convicción: la luz es verde para el fortalecimiento de nuestro comercio bilateral.

La Comisión busca estimular la integración económica y comercial de nuestros países a través de medidas importantes construidas conjuntamente por los ministerios de Industria, Comercio Exterior y Servicios, en Brasil, y de Producción, en Argentina, que contribuyen a este momento positivo.

Una de las iniciativas más importantes que implementamos en 2016 fue renovar hasta 2020 un acuerdo del sector de automóviles entre Brasil y Argentina que da más previsibilidad a las empresas, con miras, en un futuro próximo, a lograr un flujo más libre de comercio.

El sector automotor es responsable de la mitad de nuestra agenda comercial. De este modo, el crecimiento mutuo que verificamos desde el inicio de este año ha sido un reflejo directo del mencionado acuerdo. En general, las exportaciones brasileñas a la Argentina crecieron 21,4% y las exportaciones argentinas a Brasil 19,4%. Los principales productos comercializados incluyen la industria de automóviles, como coches de pasajeros y vehículos de carga. Además, en lo concerniente a las importaciones brasileñas de productos argentinos, el mes de febrero representó el cuarto mes seguido de crecimiento, lo que no ocurría desde julio de 2013.

Estamos comprometidos conjuntamente en facilitar el intercambio comercial entre nuestras economías. En agosto de 2016, establecimos una alianza para reducir la burocracia y acortar los plazos y costos referentes a los procedimientos vigentes en el comercio bilateral. En el marco del mismo proyecto, con la participación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), estamos tratando de promover un mayor acercamiento entre las ventanas únicas de comercio exterior están desarrollando nuestros países.

Para proporcionar a los operadores de comercio exterior mayor agilidad, seguridad y rapidez en sus exportaciones, nuestros gobiernos están trabajando para adoptar certificados de origen digital (CODs), en sustitución de los documentos que actualmente utilizan papel. Al considerar solo a Brasil, esa medida permitirá bajar costos en hasta un 35%, y el tiempo para obtener ese documento se reduciría de 3 días a 30 minutos. Habrá una mayor automatización, fiabilidad y rapidez en los procedimientos internos. Más recientemente, hemos iniciado un esfuerzo para ampliar la convergencia de los requisitos normativos actuales en nuestros países. Definimos un plan de acción con el fin de minimizar las barreras y, cuando posible, aproximar los requisitos técnicos en sectores de interés.

Con respecto al Mercosur, Brasil y Argentina están en consonancia con Uruguay y Paraguay en lo referente a dinamizar y fortalecer la dimensión de este bloque. Estamos a punto de concluir un modelo innovador para el acuerdo de inversiones que se basa en estimular los flujos de capitales regionales.

Estamos avanzando en la negociación de un acuerdo sobre compras gubernamentales con el fin de consolidar el mercado regional de contrataciones públicas. Asimismo, en nombre de una mayor integración regional, celebro la realización, esta semana, de la primera Reunión de Ministros de Industria y Comercio del Mercosur. Brasil y Argentina han impulsado el acercamiento entre el Mercosur y otros socios económicos. Además de negociar acuerdos comerciales con países y bloques fuera de la región, tales como la Unión Europea y el EFTA, estamos dando prioridad al diálogo con socios regionales, como los países de la Alianza del Pacífico.

Estoy seguro de que este nuevo momento de la relación entre Brasil y Argentina, lo que ya se refleja en un mayor dinamismo del comercio bilateral y en la renovación de los rumbos de nuestra integración regional, permitirá una mayor generación de ingresos y puestos de trabajo en nuestras economías, en un ciclo virtuoso de crecimiento mutuo.

 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar