Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los precios de los bonos argentinos, protegidos por la dinámica del blanqueo

El escenario se asemeja al que vivió Wall Street con los programas QE: ante caídas importantes, la FED salía a comprar esos activos para calmar al mercado. El “put gratis”, esta vez, lo darían el régimen de exteriorización y el apetito por emergentes.

Los precios de los bonos argentinos, protegidos por la dinámica del blanqueo

Hoy el blanqueo de capitales acapara gran parte de la escena financiera local y genera una importante expectativa de cara a los próximos meses respecto de la posible evolución del dólar y otras variables económicas, principalmente la inflación y la inversión, de modo que le resten presión a la economía y de alguna manera el país logre entrar en un sendero en el que repunten el empleo y la actividad.

Los ahorristas que decidan blanquear sus bienes no declarados deberán pagar en su mayoría un 10% de dicho patrimonio; y, obviamente, los que lo hagan buscarán recuperar el valor de la multa de la manera más rápida y prudente posible. En ese sentido, analistas de mercado hemos venido recomendando bonos argentinos que muestran rendimientos interesantes para recuperar en los próximos 18 meses dicha multa. Estos bonos, como por ejemplo el DICA, DICY, PARA, PARY, AA46, AY24, entre otros, han mostrado subas importantes en sus respectivos precios generando que las tasas de los mismos compriman su spread y achiquen la distancia con los bonos de sus pares latinoamericanos, como el caso de Brasil, Perú, Colombia, entre otros.

Ahora bien, el hecho de que los inversores deban blanquear y quieran recuperar la multa genera una demanda latente en los bonos en dólares emitidos por la Argentina y justamente esa demanda latente es la que evita (y debería evitar) un ajuste importante en el precio de los bonos en las próximas semanas y meses, al menos de acá a fin de año. Esto es así porque una corrección del precio del bono a la baja disminuirá la compresión del spread y hará más atractivo aún a ese bono para el pago de la multa y el posicionamiento en los portafolios de inversión de los ahorristas locales. E incluso generaría también una demanda adicional de inversores y fondos internacionales que ven a los emergentes como una oportunidad en un mundo de tasas bajas y mayor apetito por el riesgo a nivel global.

Esto no implica que los bonos argentinos no puedan generar ajustes importantes, ya que los mismos se encuentran vulnerbales a las fluctuaciones de los distintos activos financieros a nivel global e incluso como característica de la propia evolución de un activo financiero que tiende a mostrar tendencias alcistas y bajistas. Pero lo que es importante señalar es que existe una demanda latente para este tipo de bonos, principalmente por el blanqueo y el rebalanceo permanente de posiciones de los ahorristas e inversores pero además potenciada por el mayor apetito por riesgo de los fondos especulativos a nivel global.

Este escenario podría asemejarse a lo que ocurrió en Wall Street durante el período de vigencia de los programas de Quantitative Easeing (QEI, II y III), cuando se sostenía que ante caídas importantes en las acciones, la Fed salía a comprar esos activos para calmar los mercados, elevar el precio de las acciones y garantizar a su vez el efecto riqueza y que, de alguna manera, los consumidores se sintieran más confiados a la hora de consumir y no se ralentizara la economía. Por ello es que durante el período en el que los QEs estuvieron vigentes se decía que la Fed regalaba “una protección gratis” ante eventuales bajas en las acciones. Es decir, al ingresar al mercado existía la garantía implícita de la que la FED intervendría comprando activos y recuperando los precios. A este accionar de lo llamó en los pasillos de Wall Street el “Put Gratis de la Fed”, siendo el put un activo financiero que cubre las posiciones de los portafolios de inversión ante caídas importantes.

A partir de ese antecedente, se podría pensar que en el contexto actual de los activos financieros argentinos, (principalmente los bonos) podrían tener un put gratis por el blanqueo y por la mayor demanda de activos financieros de los fondos especulativos por activos de riesgo de emergentes.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Mari Sabo
Mari Sabo 18/09/2016 07:14:10

Que los gobiernos me paguen los BOC$ defaulteados desde 2003.