Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los papeles sueltos del fútbol

La semana pasada una gran ola de información salió a la luz como ‘Los papeles de Panamá’, cuyo contenido referido a sociedades ‘offshore’ y cuentas secretas convulsionó al mundo entero. La investigación se inició un año atrás, cuando un grupo de periodistas se reunieron en las oficinas del diario alemán Süddeutsche Zeitung, fundado en Munich en 1945. Unos 370 periodistas de 100 medios de diversas partes trabajaron convocados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, (ICIJ) en inglés, con el fin de analizar 11,5 millones de documentos confidenciales. Después de un período de espera, comenzaron a navegar por internet datos privados sobre personalidades de la política, el empresariado y el deporte filtrados del estudio de abogados Mossack Fonseca. Enseguida, Ramón Fonseca, socio fundador de la firma panameña, se defendió diciendo que se trató de un robo de documentos a manos de ‘hackers’ o intrusos externos. Según información de la agencia AFP, en los archivos de Mossack Fonseca aparecen futbolistas de Brasil, Uruguay, Reino Unido, Turquía, Serbia, Holanda y Suecia, entre otros países, que habrían usado sus servicios legales para crear compañías ‘offshore’ por la venta de derechos de imagen y publicidad. Tras una noticia difundida por la BBC de Londres, sobre una investigación interna de la FIFA, Juan Pedro Damiani, presidente de Peñarol, debió renunciar como juez del Comité de Ética. En una actuación preliminar, la FIFA evalúa su vínculo con Eugenio Figueredo, por servicios legales prestados a compañías ‘offshore’ relacionadas con quien hoy está en prisión bajo acusaciones de estafa, crimen organizado y lavado de activos. Damiani declaró a El Observador: "En diciembre de 2013, como presidente de Peñarol denuncié junto con siete clubes ante la Justicia uruguaya los ilícitos que había en la Conmebol. Hasta mayo de 2015 Figueredo era el vicepresidente de FIFA. Cuando aparentemente surgieron los primeros ilícitos, lo echamos como cliente del estudio y todo eso está denunciado ante el Banco Central del Uruguay". En tanto, el Departamento de Justicia de EE.UU. dio curso a un pedido de la agencia noticiosa internacional Bloomberg para desclasificar las declaraciones de tres procesados en el FIFAGate: el argentino Alejandro Burzaco (ex CEO de la empresa Torneos), el caimanés Jeffrey Webb (ex presidente de la Confederación de América del Norte, Central y Caribe) y el argentino naturalizado brasileño José Margulies (ex ejecutivo de la empresa Traffic). Según un informe del diario La Nación, Burzaco habría movilizado u$s 370 millones a través de una red de sociedades en paraísos fiscales para obtener los derechos de TV de la Copa Libertadores durante 14 años. En ese marco, se dio a conocer un contrato celebrado en marzo de 2008, entre la Conmebol y la empresa T&T Sports Marketing LTD, con domicilio en las Islas Cayman, por el cual se cedieron los derechos de TV por la Copa Libertadores hasta el 2018, con carácter "irrevocable e irretractable", firmado por Nicolás Leoz, Eduardo De Luca y del extinto Julio H. Grondona, en representación de la confederación sudamericana. En ese contrato bajo reserva de confidencialidad se estipuló un pago anual de u$s 22 millones hasta 2010, con incrementos del 10% (de 2011 a 2014) y del 15% (de 2015 a 2018). En forma adicional, se acordó una prima por la renovación de las ediciones de 2015 a 2018 de u$s 4 millones, abonada en cuotas por adelantado durante el año 2008. A cambio, la sociedad T&T obtuvo las opciones de prioridad para la renovación y de igualar una oferta superior en caso que la Conmebol decidiere llamar a una licitación. En Europa, el ente rector del fútbol (UEFA) emitió un comunicado declarando su consternación "por ciertas historias que han aparecido en los medios de comunicación" acerca de un contrato de derechos de TV firmado con una compañía de Ecuador en 2006, sin base en prueba alguna. George Turner responsable de la Tax Justice Network dijo: "A través de los años, hemos visto una penetración cada vez mayor de las finanzas offshore en los deportes, lo que creemos es en detrimento del juego". Esta asociación de activistas con sede en Londres, se declara a favor de la justicia en los impuestos y actualmente examina las cadenas de correos electrónicos, facturas y documentos que integran los ‘Panamá Papers‘. Umberto Eco (1932-2016) nos enseña que el primer efecto de la globalización de la comunicación por internet ha sido la crisis de la noción del límite y que ello ha significado la pérdida de la privacidad. Aunque vale rescatar, que la difusión de estos papeles sueltos podrían servir como indicios que nos conduzcan al esclarecimiento de un oscuro y ruinoso ciclo.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar