Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los millones en video y el brindis con whisky son una metáfora del país del desencanto

Imagen de FERNANDO GONZALEZ

FERNANDO GONZALEZ

Director Periodístico

2

Martín Báez, en La Rosadita

Martín Báez, en La Rosadita

El video del empresario Martín Báez y varios de sus secuaces contando millones de dólares en una habitación de Puerto Madero acaba de pasar a la historia negra de la corrupción en la Argentina. Ya tiene un lugar en la película de la verguenza que incluye el asesinato de Lisandro De la Torre en el Senado; el festival de la plata dulce en la última dictadura militar; el tráfico de armas a Ecuador y Croacia en los tiempos del menemismo y la valija del venezolano Antonini Wilson, llena de billetes en un avión estatal que cobijaban políticamente los Kirchner.


La lentitud o la complicidad de la Justicia podrán demorar la investigación, la citación de los sospechosos y las eventuales condenas pero la imagen de los muchachos contando a máquina los millones de orígen oscuro y el brindis final con un vaso de whisky es toda una metáfora de un tiempo de desencanto. Al juez federal Sebastián Casanello no le habían bastado las pruebas anteriores obtenidas por el periodista Jorge Lanata pero las imágenes son tan elocuentes que el hijo de Lázaro Báez deberá ser el primero en prestarse a declaración indagatoria.


Es un desatino que los millones de dólares que se escaparon a través de La Rosadita no hayan tenido un destino más productivo. Habiendo tanto inundado en el país, tanta víctima de la tragedia de Once o tanto pobre que no pudo contar Axel Kicilloff. Fue Leonardo Fariña, el primer arrepentido de esta novela, quien arrinconado dijo que todo se trataba de una ficción montada para el periodismo. Ojalá hubiera sido ficción. Sería menos doloroso. Lamentablemente, las imágenes muestran que nunca hiere más la corrupción que cuando se vuelve realidad.

Más notas de tu interés

Comentarios2
Agustin Palomino
Agustin Palomino 17/03/2016 03:32:58

hola esto del dinero es cortina de humo,si saben donde estan las oficinas esas es una oeracion ultragorila para destruir al peronismo usando a los k y la campora,para que los que asumieron el poder y sus socios hacer lo que se les de la gana

Alfredo Federico
Alfredo Federico 17/03/2016 12:50:54

el pais del desencanto es el cierre de fabricas y cuando cuentan los billetes a escondidas la parentela del presidente