Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los estadounidenses, candidatos a pagar y sufrir los costos del muro

Si hay una premisa que hoy aparece como poco probable, es que sean los ciudadanos de México los que paguen el costo del muro que Donald Trump quiere completar para crear una barrera contra la inmigración ilegal.

Ayer el presidente de EE.UU. anunció que impondrá un sobrearancel de 20% a las importaciones provenientes de sus vecinos del sur, con el propósito de financiar con esos fondos la construcción del cuestionado muro. No hay que tener demasiados conocimientos sobre cómo funciona la economía para advertir, en primer lugar, que ante ese mayor costo las empresas buscarán traer los mismos bienes de otros destinos, restando recaudación al fisco americano. En segundo lugar, aquellos que persistan e importen igual bienes e insumos desde México, trasladarán ese costo a los consumidores estadounidenses, no a los mexicanos.

Trump impulsó su batería de medidas proteccionistas con el argumento de que las empresas vuelvan a fabricar en EE.UU. para darle trabajo a los estadounidenses desocupados. Pero en ese país, la tasa de desempleo es de 4,8%, un número considerado relativamente bajo. Con lo cual le resultará difícil reducirlo sensiblemente. Incluso puede crear tensiones en el mercado laboral si efectivamente consigue poner en marcha su plan de infraestructura. Muchos de los empleos no calificados de la construcción son ocupados por migrantes.

Lo que le cuesta aceptar a los estadounidenses es que el cambio de su matriz productiva no se resuelve con el proteccionismo que vendió Trump. El 80% de su PBI lo generan los servicios, no la industria. Antes producían el 14% de las exportaciones globales de bienes y ahora 9%, lo que implica que sus empresas buscaron competitividad en otros horizontes. Una rebaja de la presión impositiva, que también está en los planes del nuevo presidente, seguramente será más efectiva que la prepotencia comercial con la que hoy se enfrenta al mundo.

Más notas de tu interés

Comentarios5
Roman Rosa
Roman Rosa 27/01/2017 07:45:34

cerrar la frontera, podria ser una bendicion para el misero pueblo mexicano, hoy obligado a buscar refugio emigrando ilegalmente al vecino pais del norte. Esos mexicanos deberian rebelarse contra la opresion de sus propios ladrones politicos

Raúl Alberto
Raúl Alberto 27/01/2017 06:34:58

excelente reflexion, es posible que eso ocurra y los yanquis sean los que paguen los platos rotos de este loco imbecil

Jose Causarano
Jose Causarano 27/01/2017 03:04:54

Es previsible que perjudique mas a los norteamericanos que a los mejicanos. menos albañiles mejicanos significa menos trabajo para los ingenieros, arquitectos, gerentes, vendedores, bancarios, etc. Si no trabaja la base de la piramide se derrumba todo

El Naranjo Mecanico
El Naranjo Mecanico 27/01/2017 02:32:19

México sufrirá tanto o más si que USA al muro. Menos trabajo para los mejicanos. Peña Nieto va a saltar los aires...

TenStep Francophone
TenStep Francophone 27/01/2017 08:01:15

Muy acertado lo que escribe. Va al grano y lo explica en pocas lineas, comprensible para cualquiera. 100 puntos.