Los empresarios se conforman con una porción de las reformas en marcha

Mientras el oficialismo se alista en el Congreso para discutir y sancionar ocho leyes clave antes del 31 de diciembre, el sector empresario aguarda con expectativa que al menos una parte de los cambios prometidos por Mauricio Macri para darle impulso al segundo tramo de su gestión, se vuelva realidad. El mayor suspenso pasa por la reforma laboral, y en paralelo, por las señales que aporte el Poder Ejecutivo para encarrilar la discusión paritaria de 2018. En segundo término aguardan la reforma impositiva y en tercer lugar el nuevo marco para el mercado de capitales, por la posibilidad que abre de obtener financiamiento local a menor costo.

El Gobierno, en cambio, sabe que su mayor escollo va a ser la mal llamada reforma previsional, ya que se trata de un proyecto cuyo eje es la modificación de la fórmula de movilidad previsional. Una parte de la oposición aprovechará la necesidad de atenuar el gasto jubilatorio de mediano plazo para encender el debate legislativo. Cambiemos asegura que el ajuste del cálculo no es negociable, porque si se modifica se desvanece el ahorro proyectado, y además porque devolvería la ley a un Senado en el que ya estará sentada Cristina Kirchner.

Para el resto de los proyectos, el oficialismo se apoyará en el consenso aportado por los gobernadores para todo el paquete, que le permitiría contar con buena parte de los votos del justicialismo no kirchnerista. Algunos legisladores buscarán diferenciarse de la movida general, pero la suma final por ahora tranquiliza a la Casa Rosada.

Para los empresarios, este panorama habilita una cuota razonable de optimismo. Con una inflación esperada menor a la de 2017, igual apuestan a repetir el esquema de cláusulas gatillo para sortear las paritarias. El mínimo no imponible de aportes patronales, el pago a cuenta del impuesto al cheque y la devolución del IVA a las inversiones son vistos como mejoras tangibles si se ponen en marcha en 2018. Aunque el crecimiento no sea el que espera Macri, alcanzará para esquivar los ajustes post electorales y lograr que se rompa la maldición de los años pares.

Jefatura de Redacción
Tags relacionados

Más de Columnistas