Jueves  20 de Septiembre de 2018

Los delirios del señor Cavallo

Los delirios del señor Cavallo

Si en un país el común de la gente cree que por ley se pudo haber creado una moneda igual a la moneda más fuerte del mundo, su delirante creador puede volver a recomendar hacerlo nuevamente. Siendo más claro: uno le dice delirante para no ser mal pensado…

Pero bueno... así es la Argentina. Domingo Cavallo vuelve cada tanto a subirse al pedestal para mostrarle al país entero su nivel de ignorancia. Quizás los argentinos lo dejan hablar para no ponerse colorados sabiendo que ese “sabio” condujo -y con aplausos-, la economía argentina.

En fin, la cuestión es que reapareció. Y vuelve a insistir, como hacía en los 90, en “explicar” conceptos y clarificar ideas para luego decir: “Convertibilidad es permitir que la gente pueda elegir libremente la moneda con la que quiere llevar a cabo todo tipo de transacciones”.

No, señor Cavallo, le diría cualquier profesor universitario de Economía I: el régimen de convertibilidad consiste en que un gobierno se compromete a “con-ver-tir” una cierta cantidad de la moneda que emite a cierta cantidad de una moneda que no emite, a un cierto tipo de cambio, a toda persona que lo desee. El tipo de “conversión” que menciona Cavallo es la que hace una casa de cambio. Y no significa tampoco que esas otras monedas pueden ser usadas legalmente dentro de un país.

Por lo tanto, ni siquiera con convertibilidad se puede elegir “la moneda”: es sólo una. Tampoco es como pretende enseñarnos: una convertibilidad (al dólar) no es tan diferente de una dolarización, porque sin tener dólares, no se puede emitir.

El tipo de “conversión” que menciona Cavallo es la que hace una casa de cambio.

La diferencia podría ser que bajo convertibilidad podría modificarse el nivel de tipo de cambio que respalde esa emisión. Ahora, cuando se dice, como hace Cavallo, que la Argentina “se ha transformado de hecho en una economía bimonetaria” y de la conveniencia de adoptar una convertibilidad para efectuar “todo tipo de transacciones, incluida la intermediación financiera a través de los bancos”—como fue el caso bajo su gestión que autorizaba depósitos y créditos en el sistema financiero doméstico—es claro que será el dólar la moneda “verdadera”, y la “nuestra” mero disfraz de fantasía.

Esto lo deja claro un gobierno como el actual que afirma querer reconstruir una moneda nacional, pero cuyos funcionarios se consideran expertos en temas económicos porque de su actividad privada pudieron colocar sus recursos en cuentas en el exterior. No como objeción legal, moral o de inteligencia, sino como muestra de que no es de esa manera que se podría llegar a ese objetivo.

La falacia de Cavallo

Cavallo comete la falacia de hacer de una verdad una virtud: que la Argentina haya tenido esa experiencia histórica monetaria -que no se discute-, y que eso haya llevado al uso del dólar - que tampoco se discute-, no significa que aceptar el uso del dólar será sencillo y conveniente económicamente para la Argentina.

Los argumentos de los economistas liberales de las ventajas que tuvo la experiencia de convertibilidad de Cavallo, como haber bajado la inflación, no tienen sentido porque están comparando dos cosas distintas: la inflación previa que había en moneda nacional antes de la convertibilidad con la que hubo después. Pero esta segunda fue en dólares—aún con convertibilidad. Por eso, cualquier mínimo nivel será altísimo y la inflación terminará en su contrario: deflación.

Deflación, la disminución de precios, significará recesión porque la economía argentina, por su evidente menor nivel de productividad que la estadounidense, tendrá esa única manera adecuarse a los precios en dólares de EE.UU. No es que Cavallo no sepa esto: sólo que su opción delirante es que Argentina tenga una economía más productiva que Estados Unidos.

Muchos liberales presentan como un nacionalismo barato y sobrepasado el hacer consideraciones de soberanía. Es curioso porque los países más ricos nunca se comportaron de la manera que ellos aconsejan: renunciar a su moneda, abrir sus mercados y sus sistemas financieros, -así como tampoco en otros aspectos que hacen a definir soberanías-. A pesar de haber galardonado hasta con Premio Nobel a quienes profieren esos análisis, ellos sólo han buscado que otros lo hagan, y han aplaudido correspondientemente a sus responsables—como Cavallo.

Quizás por eso Cavallo sostiene que Macri, al distinguir los conceptos de convertibilidad, dolarización y tipo de cambio fijo, podría aprovechar la opinión del asesor del Presidente de EEUU, Larry Kudlow, “que estoy seguro, describe lo que piensa la mayoría de los economistas a los que presta atención Trump” (?)… En fin, convertibilidad y viva la patria.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN-3,389852,000057,0000
DÓLAR BLUE0,000057,000058,0000
DÓLAR CDO C/LIQ30,4929-57,0464
EURO0,034560,805460,8264
REAL0,036513,687313,6923
BITCOIN1,357710.433,110010.441,3000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000058,1250
C.MONEY PRIV 1RA 1D-4,477664,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-4,379665,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000058,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000174,00174,00
CUPÓN PBI EN PESOS-1,09891,801,82
DISC USD NY-1,282177,0078,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-2,038031.039,3100
BOVESPA0,760099.056,9100
DOW JONES1,200025.579,3900
S&P 500 INDEX1,44262.847,6000
NASDAQ1,67007.766,6170
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,9907318,3843315,2610
TRIGO CHICAGO0,2665172,7873172,3280
MAIZ CHICAGO2,9106146,1556142,0219
SOJA ROSARIO1,2397245,0000242,0000
PETROLEO BRENT0,704158,640058,2300
PETROLEO WTI0,807854,910054,4700
ORO-0,72391.508,60001.519,6000
Revista Infotechnology