Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los bancos y un nuevo capítulo de 'impuestolandia'

El movimiento de una cuenta bancaria no refleja en absoluto capacidad contributiva.

Luis García Ghezzi Profesor Fac. Ciencias Empresariales Universidad Austral

1

En diciembre pasado, el periodista Guillermo ‘Willy’ Kohan consideró que Argentina "ya es impuestolandia". En enero, los bancos propusieron al Gobierno reemplazar el impuesto al cheque por un impuesto al depósito en efectivo del 2%, a efectos de bancarizar la economía. "Si no me asegurás que vamos a tener más bancarizada la economía y mayor nivel de recaudación, no sirve", fue la respuesta desde el Gobierno.

Rápidos de reflejos, pocos días después, los principales bancos privados comunicaron a sus clientes empresas que desde el 1 de marzo cobrarán el 1% más IVA por depósitos en efectivo en sus cuentas: cuando alguien deposite en su cuenta, se le acreditará el 99% del total, ya que automáticamente le deducirán el 1%. Si bien dicho cargo se presenta como una "comisión", se trata claramente de un "impuesto", ya que no hay contraprestación alguna para el cliente. Así, estarían creando el nuevo impuesto, quedándose ellos con la recaudación. Se trata de un nuevo y bizarro capítulo de "impuestolandia".

Afortunadamente, el BCRA acordó con los bancos posponer por 180 días el cobro a empresas por depósitos en efectivo. En ese período, se acelerará el proceso de destrucción de billetes y se discutirá la implementación de medios electrónicos de pago que reemplacen el efectivo.

En verdad es muy importante apuntar a la eliminación del impuesto a los débitos y créditos bancarios, ya que es totalmente distorsivo. Recordemos que todo buen impuesto debe calcularse en base a un indicador de capacidad contributiva, como son las ganancias, el patrimonio o el consumo. Pero el movimiento de una cuenta bancaria no refleja en absoluto capacidad contributiva: podría haber empresas que obtienen beneficios inmensos que sólo ‘rotan’ una sola vez los fondos a través de los bancos, mientras que otras que tienen márgenes bajos, por la dinámica de su negocio, mueven muchos fondos en sus cuentas. Además, el impuesto al cheque desincentiva la bancarización de la economía y fomenta más bien la informalidad y el uso de efectivo.

En esto tienen cierta razón los bancos: se entiende así que se proponga un impuesto al depósito en efectivo. De hecho, en México existe, con una tasa del 3%. Pero los resultados no han sido buenos, ya que promovió que el dinero no vaya a parar a los bancos sino al circuito informal, por lo cual se está estudiando su eliminación.

Lo ideal sería, entonces, eliminar el impuesto a los débitos y créditos bancarios, o convertirlo en un pago a cuenta de Ganancias o IVA. Pero como entendemos que el Gobierno no quiere resignar recaudación, y que persigue el objetivo fomentar la bancarización, hay que pensar cómo reemplazarlo total o parcialmente. Una alternativa a considerar es que el nuevo impuesto grave la extracción de efectivo, y no el depósito. Así, no se castiga a quien bancariza fondos, sino a quien los ‘desbancariza’. Se fomenta que, tanto particulares como empresas, hagan sus pagos mediante tarjetas, transferencias y demás modalidades electrónicas, estrechando así el cerco sobre la economía informal. Probablemente la tasa de dicho impuesto debería rondar un 2 o 3% si se quiere que el monto a recaudar sea significativo y que, además, funcione como incentivo para los agentes económicos. No es lo ideal, pero puede ser un buen puente para la transición de la actual ‘impuestolandia’ a un país con presión fiscal normal.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Julio Perez
Julio Perez 09/03/2017 07:06:10

Este seria un impuesto transitorio. Una verguenza la presion impositiva en este pais. Para que comience a caminar la economia bajen los impuestos y combatan la corrupcion.