Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Los bancos y la necesidad de una transformación digital

FELIPE ALMEIDA Analista de consultoría, Logicalis Argentina

1

Por años, la generación X (aquellos nacidos entre los años 60 y 80) ha sido la protagonista en el consumo de productos y servicios tradicionales de banca. La llegada de los millennials (los nacidos entre los años 80 y 2000) ha cambiado este escenario y será la que establecerá el ritmo del sector para los próximos años, con una perspectiva más digital.

Satisfacer a la nueva generación de clientes es un gran desafío para el sector bancario en todo el mundo. Según el estudio ‘World Retail Banking 2016’, el índice de satisfacción de los millennials es menor en comparación con las otras generaciones. Los canales utilizados con mayor frecuencia pasaron a ser los de acceso móvil y las redes sociales, mientras disminuyen los accesos a través de internet y en las sucursales físicas.

La Argentina sigue esta misma tendencia. Según el Indec, el 32% de los más de 40.000.000 de habitantes, son millennials, mientras que un 24% pertenece a la generación X. De acuerdo a los últimos datos del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, esta nueva generación ya supera a su antecesora con más de 4.000.000 de personas laboralmente activas.

Para tener mejores experiencias, los clientes buscan productos y servicios de empresas financieras no tradicionales fuertemente basadas en tecnología, denominadas FinTechs. Cerca de dos tercios de los consumidores globales están usando productos o servicios de FinTechs. En América Latina este llega a los 77% de los consumidores de banca, mientras que más del 80% de los consumidores sienten mayor agilidad y experiencia en los productos y servicios financieros de FinTechs en comparación con los servicios tradicionales de los bancos.

Hoy se estima que el 96% de los bancos están de acuerdo en que la industria está evolucionando para un ecosistema digital, pero los mismos estudios dicen que el 87% siente que todavía no están listos para seguir estos cambios por diferentes motivos.

Para hacer frente al cambio, el sector tiene que encarar grandes desafíos en diferentes áreas. Por ejemplo, en la gestión de clientes, las herramientas analíticas, de atracción y retención de clientes son clave para brindar una atención más personal y con más calidad, pero también para ofrecer productos y servicios personalizados. Asimismo, el desarrollo constante y ágil de nuevas tecnologías y aplicaciones es fundamental para impulsar nuevos productos y servicios digitales que satisfagan la necesidad de las nuevas generaciones de usuarios. Finalmente, maximizar la rentabilidad operativa por medio de una gestión más eficiente de los activos y proporcionando informaciones precisas, para los clientes, empleados y accionistas de una forma ágil.

Para tener éxito es fundamental generar un ecosistema de socios involucrando FinTechs, partners de tecnología y de negocio, haciendo viable así el proceso transformacional del principio al fin. Seguir este camino de transformación digital implica poner al cliente en primer plano y alinear los pilares de negocio y de tecnología para que trabajen juntos para garantizar el negocio a largo plazo pero, principalmente, para posicionar a la empresa en un lugar diferenciado en un mercado altamente competitivo que cada vez demanda más digitalización.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Mariano Rivero Haedo
Mariano Rivero Haedo 03/01/2017 08:42:25

-Che, escribite una nota sobre los bancos y los millenials. -Y eso? -Investigalo y escribite 500 palabras para llenar una columna para mañana. Parece los trabajos que hacen los chicos de secundario. La nota no dice NADA. Sanata llevada al extremo.