Lunes  14 de Septiembre de 2020

Los alimentos, ingredientes centrales de la transformación económica

Los alimentos, ingredientes centrales de la transformación económica

RUBÉN FLORES

Oficial Principal de Políticas para América Latina y Representante ad ínterim en Uruguay de la FAO.

La actual crisis es una oportunidad para la región de profundizar la transformación que lo lleve a una nueva economía, basada en el uso sostenible de recursos naturales. En este sentido, la producción de alimentos cumplirá un rol fundamental en la transformación económica que necesita la región ya que el modelo actual da sabidas muestras de estar obsoleto.

La pandemia originada por la Covid-19 puso una vez más de manifiesto la necesidad de transformar los sistemas alimentarios para que sean más sostenibles, justos y resilientes.

La experiencia de esta pandemia sirve como aprendizaje hacia el futuro. Es necesario repensar la nueva relación entre el ser humano, los animales, las plantas y el ambiente en general para impulsar la transformación de los sistemas alimentarios. Tenemos la oportunidad de reiniciar nuestra economía y asegurar que la naturaleza esté integrada para que genere nuevas oportunidades de buenos empleos, incorpore el valor económico y de capital natural necesario para la salud pública y la resiliencia de la sociedad.

Según la CEPAL, la región de América Latina y el Caribe podría sufrir contracción de su producto bruto interno de -9.1% durante el 2020. De todas maneras, es importante entender que como las realidades productivas de las diferentes subregiones son muy diversas el impacto también será diverso.

Esa heterogeneidad puede ser una gran fortaleza. Para la región podría ser importante aprovechar lo que ofrece el comercio internacional de alimentos y fortalecer el comercio intraregional. El regresarnos a ver al interior de la región va a ser clave para evitar el desabastecimiento. Disminuir la dependencia de los grandes mercados y de los pocos productos, mediante asociaciones comerciales entre países de la región y así diversificar las exportaciones podría ser una salida de recuperación post coronavirus

En Argentina, el sector agropecuario es un gran generador de puestos de trabajo tanto directos como indirectos, además incide de manera considerable en el total del PBI.

Según informó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, las exportaciones de origen agroindustrial representaron el 73% del total exportado por el país durante el primer semestre y sumaron ventas por u$s 19.993 millones. Período en el cual diez países concentraron el 66% de las exportaciones agroindustriales y el principal mercado fue el de China seguido por la Unión Europea.

Un informe presentado por la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) el primero de septiembre, indica que el 70% provino de las cadenas granarías, 15% las economías regionales, 8% de carnes, 2% de lácteos y 5% de otros productos.

Exportar granos, carne o legumbres es necesario para que ingrese el dinero que se necesita para lo que no se produce a nivel local. Además de reactivación económica, las exportaciones generan un gran caudal de puestos de trabajo. Es importante entender que no hay tensión entre exportaciones y consumo interno. De hecho, a nivel local el consumo per cápita de los productos que se exportan es elevado. 

Para los países exportadores en general durante la primera etapa de la crisis hubo problemas que ralentizaron su funcionamiento: la logística, los procesos de sanitización en los puertos, el transporte, entre otros. Pero lentamente todo se fue normalizando y fluyendo.

La dinámica impresionante que mostro la digitalización en algunas etapas del sistema alimentario fue clave y lo será aún mucho más en el futuro (la digitalización vino para quedarse, hay que facilitar el acceso). Los elementos, como tramites o permisos en línea, que surgieron para dar respuesta a trabas propias de la nueva normalidad son muy útiles y ayudan a destrabar el funcionamiento de las cadenas de suministros y a agilizar trámites.

La portabilidad y movilidad de las tecnologías digitales transformará la agricultura y la producción alimentaria. La difusión de las tecnologías móviles, los servicios de teledetección y la informática permiten el acceso de los pequeños agricultores a la información.

Apoyar el acceso de agricultores familiares a herramientas e iniciativas innovadoras y al desarrollo de nuevas tecnologías dará lugar a procesos más eficientes y a sistemas más prósperos, equilibrados y amigables con el ambiente.  

Avances en cuanto innovación digital como el que se dio en Argentina durante las últimas semanas con el satélite SEACOM B1 son de gran importancia ya que permite contar con datos en cualquier condición meteorológica. Sus características que otorgan capacidades de observación son especialmente útiles para prevenir, monitorear y medir la humedad de los suelos, alertará sobre potenciales inundaciones u otras catástrofes naturales.

Actualmente las políticas públicas deben enfrentarse al doble desafío trabajar para transformar los sistemas alimentarios a fin de fortalecer a los pequeños productores tanto para que sean más competitivos y puedan enfrentarse a las exigencias de los mercados internacionales y a la vez brinden un aporte para revertir la situación de inseguridad alimentaria que sufre la región en general y Argentina en particular. Trabajar en políticas a mediano y largo plazo es importante para modificar la situación de manera sostenible.

En un contexto de aumento de las tasas de malnutrición, la agricultura familiar puede aportar alimentos frescos, diversos y locales, los cuales serán un gran aporte para reducir la pobreza, la malnutrición y a la vez mejorar las capacidades productivas de los agricultores.

En ese sentido, la importancia de poder dar apoyo a productoras y productores familiares es un factor clave. Trabajando en la transformación y el fortalecimiento de los sistemas alimentarios para que estos sean más sostenibles y resilientes.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000074,250079,2500
DÓLAR BLUE-0,7143135,0000139,0000
DÓLAR CDO C/LIQ3,5854-137,1493
EURO0,267989,036789,2752
REAL0,233613,955013,9892
BITCOIN-0,503910.879,070010.885,3400
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,271229,8750
C.MONEY PRIV 1RA 1D-7,692318,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-7,317119,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000028,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000090,0090,00
CUPÓN PBI EN PESOS2,85711,801,75
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL4,232039.799,8900
BOVESPA-1,8100100.097,8300
DOW JONES-0,880027.901,9800
S&P 500 INDEX-1,11833.357,0100
NASDAQ-1,070010.910,2770
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,4827383,5125377,9091
TRIGO CHICAGO3,7753212,1031204,3869
MAIZ CHICAGO0,7995148,9114147,7303
SOJA ROSARIO2,4823289,0000282,0000
PETROLEO BRENT-0,485043,090043,3000
PETROLEO WTI-0,048840,950040,9700
ORO0,61861.952,00001.940,0000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology