Martes  27 de Agosto de 2019

Lo único que no hizo Cambiemos fue cambiar

Lo único que no hizo Cambiemos fue cambiar

JOSÉ MARÍA BARRIONUEVO

Asesor financiero en Nueva York. Fue negociador jefe de Barclays Capital de la Deuda Sustentable en la salida del default argentino en el 2005

La sociedad argentina votó fuertemente a favor del cambio y en contra de las políticas del presidente Mauricio Macri y especialmente de su indiferencia a la gente, que sigue sufriendo la voluntad del gobierno de continuar con políticas económicas que garantizan un nuevo default. El resultado abrumador de la elección revela que, en una democracia, es la gente y no los mercados financieros quienes se deben beneficiar de políticas solidas y no populistas.

El populismo, ya sea de izquierda o de derecha, termina siempre en crisis. La madurez y convicción de la sociedad argentina de poner un alto al gran engaño de políticas que lejos de resolver la crisis, la siguen intensificando al nunca avocarse a resolver los problemas de fondo, es incuestionable. Lo único que Cambiemos no hizo fue cambiar, perpetuando políticas fiscales insostenibles, con impuestos que ahogan a la empresa y la familia argentina, por un lado, y con mas gasto insostenible y populista, por el otro.

La derrota de Macri fue resultado de dejar para mañana las reformas que demandaba la Nación, con una falta de seriedad en el manejo económico ante una crisis que continua, no da tregua, y ahora entra en su peor etapa. El problema fue pretender cambiar sin cambiar nada en los juegos monetarios de siempre, con aún más inflación; con gasto publico insostenible; con la carga fiscal abrumadora que ahoga a los que trabajan; con los arreglos laborales que favorecen a los que no trabajan; con las pensiones que ahora ya ni siquiera permiten un nivel mínimo de vida, y tasas de interés de 75% que garantizan el default, como si los argentinos no supieran que las Leliq son parte de la deuda que explota. La Argentina necesita un líder que tenga la visión y voluntad política de cambiar todo esto para el beneficio del pueblo argentino, y no de los mercados financieros.

Lo más relevante del gobierno del presidente Mauricio Macri fue su incapacidad absoluta de cambiar, de no poder reconocer a un nivel básico que las decisiones tomadas fueron erróneas, y el evitar a toda costa tener un equipo económico independiente y competente, lo que al final solo aumentó la crisis a cambio de la satisfacción efímera de pretender que el manejo político está por encima de la economía. Cambiemos nunca iba a cambiar nada porque Macri no puede ni siquiera cambiar para reconocer los serios errores de su política económica. Con un presidente que no puede cambiar, cambiemos nunca iba a cambiar nada de fondo en la Argentina. Y no solo no cambio nada, sino que lleva al país a un nuevo default.

La estabilidad económica y la posibilidad de salir adelante es condición necesaria, esencial para la gente, y, en consecuencia, para la política. La economía siempre estuvo por encima de la política. El pueblo argentino siempre estuvo por encima de los mercados financieros. Elegir al mercado financiero sobre la gente nunca es una elección en una democracia. Esto es apreciable en su conclusión de su rotundo fracaso, cuando Macri dijo que a los "Kirchner los mercados no los quieren", una negación absoluta de la realidad, aunque común en populistas.

Ahora se impone la democracia, que está y estará siempre sobre el mercado, y el costo para la gente de la irresponsabilidad del gobierno de mantener su rumbo al default y de comprar un día más, se impone. La gente votó sabiendo esto y no se dejo intimidar. El que, ante todo esto, el Gobierno jamás tuvo la mas mínima capacidad o disposición de reconocer sus errores, es testimonio de la profundidad de su propia crisis. La negación es siempre la primera y mayor señal de la crisis que se avecina. Esta vez, no solo fue una negación de la realidad, sino una abstracción completa de la realidad, aprovechando el populismo de las realidades alternativas que están de moda en el mundo. La realidad, sin embargo, es solo una, y es la gente y la democracia Argentina, no hay mas. 

Pretender que Cambiemos cambia mientras se refugia en el peronismo sin duda selló la suerte del gobierno. Cuando se refugió en el peronismo dejó de existir, como lo reconoció rotundamente el pueblo argentino en las PASO. Peor aún, sabiendo que han encaminado a la Argentina a un nuevo default, el Gobierno continuó con su mensaje de "mantener el rumbo," como si no fuera suficientemente grave estar al borde del precipicio. Había que tirarse. Nunca entendieron que "mantener el rumbo" es para el pueblo argentino la garantía del default, y que tirarse por el precipicio nunca es la elección libre de nadie. La lección es que ahora tienen la obligación de entender que lo único que no puede hacer alguien que se dice representar cambio es no cambiar nada de lo que dice hay que cambiar. Irónicamente, en el análisis final, su fracaso es su incapacidad absoluta de cambio.

Afortunadamente, lo entendió quien lo tenia que entender: la gente que vota y sufre las consecuencias de las políticas populistas de este gobierno. Los controles de precio son populistas. La emisión irresponsable de Leliq, o de cualquier cosa que emita el Banco Central para financiar el gasto insostenible del Gobierno es la epitome del populismo por comprar un día mas, que todos los argentinos saben termina en una gran inflación o hiperinflación. Cuando pega la inflación, termina el populismo, excepto que para este gobierno no terminó, siguió con una voluntad inquebrantable de empujar eventualmente más y más a la inflación, y acercar al país más y más al default.

El problema es que la gente sabe que las Leliq muestran la voluntad de no resolver nada y de que la inflación termine donde tenga que acabar para comprar un día mas. Las tasas de interés al 75% tienen lo peor del populismo, son irresponsables porque todos (excepto tal vez el propio Macri) saben que son insostenibles, y aseguran un nuevo default. El tema de mercados con tasas de interés no es cuanto suben, sino cuanto tiempo se quedan ahí. Sin reformas y sin cambios de fondo, se van a quedar ahí para siempre, es decir hasta que el mercado impulse la corrida cambiaria que lleva al default. Hacer esto, cuando se sabe en donde acabas y no existe el menor compromiso de hacer reformas es irresponsable y francamente, estúpido.

Al final, la gran decisión del pueblo argentino muestra una profunda madurez y un desafío al luchar por evitar caer en un nuevo default, por más difícil que sea, y evitar una mayor crisis. El futuro de la Argentina ya no esta en manos de Macri. Macri estaba a una corrida cambiaria de asegurar su derrota, y lo logró. Aún así, ante el resultado rotundo, la reacción irresponsable del gobierno de permitir que el peso se desplome, en lugar de vender las reservas que lo estabilicen, mientras Alberto Fernandez designa a su ministro de Economía y Finanzas y a un presidente del Banco Central competente que empiecen a poner orden a favor del pueblo argentino, es testimonio de una reacción que reta y busca intimidar a la sociedad argentina. Llegó el momento en que el gobierno de Macri tiene que entender finalmente que la Argentina y su gente, y no el mercado, están primero.

La Argentina tiene y seguirá teniendo la oportunidad de continuar con el Fondo Monetario Internacional, pero en los términos de la Argentina, no en los términos superficiales de comprar tiempo como hasta ahora. El futuro de la Argentina esta en la línea y el Fondo Monetario Internacional tiene que saber enfrentar la obligación y oportunidad histórica que tiene esta vez de ayudar al pueblo argentino y no solo a los mercados financieros. Los mercados siempre están y estarán, con mas y mejores financieros, pero solo tendrán estabilidad cuando vuelva un liderazgo a la Argentina y el pueblo argentino este bien otra vez. La democracia argentina ya demostró que gana y sabe imponerse, y que no se deja ni se dejara intimidar. Ahora el gobierno tiene que empezar a hacer su trabajo por unos meses mas, para llegar a su final, la única meta alcanzable que le queda. Quien gano el domingo 11 de agosto es la Argentina, y la Argentina ya terminó con un cambiemos haciendo más de los mismo. Ahora, le toca a todos los argentinos estar bien. Ese domingo empezaron a resolver la crisis de Cambiemos sin cambiar, y no es sorprendente que lo hicieron cambiando a Cambiemos.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000056,000059,5000
DÓLAR BLUE0,000063,000063,5000
DÓLAR CDO C/LIQ-0,0360-68,9938
EURO0,377264,191564,2258
REAL-0,108814,038214,0433
BITCOIN-2,16158.178,88008.182,2200
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,882057,1875
C.MONEY PRIV 1RA 1D-3,225860,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-3,174661,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000057,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000132,00132,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,00001,581,58
DISC USD NY-0,352984,7085,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-1,076031.798,1100
BOVESPA0,5700104.301,5800
DOW JONES0,960026.787,3600
S&P 500 INDEX1,08562.966,1500
NASDAQ1,18008.048,6490
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,2924344,5641345,5746
TRIGO CHICAGO-0,8806186,1069187,7604
MAIZ CHICAGO-1,0057155,0135156,5882
SOJA ROSARIO0,0000244,0000244,0000
PETROLEO BRENT0,000059,350059,3500
PETROLEO WTI-0,186653,490053,5900
ORO-0,81791.479,50001.491,7000