Llega la vacuna: cómo influirá en la economía

Proporciona un horizonte que permite planear una Argentina pos Covid. Tres economistas destacados y uno de los directores de mAbxience explican los beneficios de producirla en el país y la necesidad de una "vacuna político-económica".

Que la vacuna es una "ventana de esperanza , como lo anunció el presidente de la Nación, es una frase hecha y que sin duda refleja una ventaja de Argentina frente a otros países. No solo por asegurarse su provisión -siempre y cuando los estudios de Oxford den resultado positivo- sino también por el tiempo ganado. La vacuna corta la circulación del virus, lo que es sinónimo de reactivación de la actividad económica ¿Pero se puede lograr eso sólo con la profilaxis?

Un producto que el mundo necesita y demanda equivale a una mayor actividad en los laboratorios involucrados, aumento de la recaudación de impuestos del Estado y, eventualmente, exportaciones. "Sin certidumbre de cómo se va a resolver esta situación existe una paralización económica. Anunciar un horizonte de camino hacia la normalidad tiene buena repercusión en la economía , comenta José Dapena, director de la maestría en finanzas de UCEMA.

Este avance disminuye la volatilidad y ambigüedad de aquellas actividades económicas que no tienen ninguna posibilidad de revertir el escenario sin presencia de la vacuna: gimnasios, gastronomía, turismo, eventos, bares y todas aquellas que tienen algún tipo de contacto. Por eso, cuanto antes se den las primeras dosis, más rápido se generará una reacción de la economía argentina. Mauricio Seigelchifer, director de transferencia tecnológica de mAbxience, confirma que "a mediados de enero ya va a haber vacuna disponible .

Un resumen ágil de lo que se sabe hasta ahora de la fabricación en Argentina es que ya comenzó la primera fase de transferencia tecnológica, se extenderá hasta principios de noviembre, se harán 250 millones de dosis y se venderán al costo. Se envasarán en México porque "AstraZeneca ya tenía un acuerdo con el laboratorio de ese país , según detalló el científico. Todavía no hay un porcentaje definido de cuántas vacunas quedarán para Argentina, lo que sí es seguro es que la cantidad que pida la va a tener. "Antes el país podía quererlas y que nadie se las vendiera , comenta Seigelchifer.

Impacto en las expectativas de consumo e inversión

Damián Di Pace, director de Focus Market, especialista en consumo, interpreta que esta noticia, más allá de que la considera la mejor del año, no es suficiente para producir una reactivación. Explica que las expectativas tienen que ver con la recomposición salarial y la mejora del empleo. "Eso va a ser muy lento. En concreto, las operaciones van a aumentar cuando entremos en un horizonte de incorporación efectiva de las dosis en personas de riesgo y personal de salud .

Guido Lorenzo, director de la consultora LCG y docente de la UBA, coincide en que los motores del consumo están apagados debido a la pérdida del ingreso, recorte salarial y disminución del crédito en el mercado interno. "Hay que tener en cuenta que el salario en los últimos tres años cayó en términos reales alrededor de un 45%. Estamos con un mercado de trabajo completamente anémico .

Por el lado de la inversión, Di Pace asegura que esta noticia mejorará el panorama para empresarios y agentes privados siempre que "el gobierno pueda generar expectativas positivas con reformas pendientes en Argentina .

¿Cuál es la vacuna económica?

La vacuna es una solución parcial a un problema que afecta a nivel general. ¿Cómo convertir la "ventana de esperanza en realidad, si la Argentina hace diez años que no crece? Las claves para lograrlo son la inversión y la productividad. "El estímulo debe ser significativo y también una situación de sustentabilidad fiscal. En el mediano plazo un déficit del 10% del PBI no es sostenible , especifica el profesor de economía y finanzas Dapena.

También es necesaria una vacuna política que haga su trabajo ahora, en 2020, y genere un horizonte para cuando esté la vacuna sanitaria. "Las iniciativas necesarias deben contemplar una reforma tributaria, laboral y un nivel de sostenibilidad del gasto público y del déficit fiscal , comparte Di Pace. Guido Lorenzo agrega que la oportunidad para avanzar en estos temas es cuando la economía está en el piso.

En épocas de crisis la atención se focaliza en una buena comunicación institucional, con información clara y concisa. En línea, Lorenzo dice que es un error del gobierno no referirse a un plan económico, cuando naturalmente en las negociaciones con el FMI esta idea aparece. "Hay que dar una cuota de racionalidad con una señal, y es muy sencilla: decir que se busca reducir el déficit fiscal primario a dos o cuatro puntos para el año que viene .

Como lo anunció Alberto Fernández, la Argentina se asoma a una "ventana de esperanza como consecuencia del buen ambiente científico argentino, con tres Premios Nobel en su historial. Si a este avance tecnológico, que quedará en el país, se lo acompaña con la correcta vacuna económica, se podrá volver a generar un sendero de producción, crecimiento, desarrollo e incremento del consumo apoyado en la ciencia y el conocimiento.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios