Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Las vacaciones de invierno en Brasil costarán un 22% más que en enero

Durante el verano de 2016, miles de turistas locales coparon las playas del país vecino. Ahora, por la devaluación del peso, una nueva recuperación del real y la inflación acumulada en ambos países, el poder de compra de los bolsillos argentinos se redujo. Cómo será la evolución del tipo de cambio bilateral hasta diciembre de este año

Las vacaciones de invierno en Brasil costarán un 22% más que en enero

En el verano, miles de argentinos inundaron las playas de Brasil. Ahora, con la vista puesta en las próximas vacaciones de invierno y en los Juegos Olímpicos que comenzarán el mes que viene, la situación puede ser diferente para los turistas locales que deseen viajar al país vecino: en términos reales la estadía en Brasil se encareció un 22%.

Esto se explica por la evolución de la cotización del peso y el real y la inflación de ambos países. Las dos monedas fluctúan con volatilidad respecto al dólar. El año pasado, por la crisis política en Brasil el real se había depreciado un 48,3%. Por eso, los argentinos que eligieron Brasil como un destino de sus vacaciones de verano "aprovecharon" un real desinflado.

En enero, con el dólar a $14 en Argentina, el real costaba $3,75 para los turistas. En cambio, en julio, con el dólar en el orden de los $15, a un argentino le supondrá unos $4,75 hacerse de la moneda brasileña. Esto significa que en términos nominales el poder de compra de los turistas argentinos cayó un 36% viajar al país vecino.

¿Qué pasó? Tanto la divisa como la moneda local tuvieron fluctuaciones respecto al dólar en esta primera mitad del año. En Brasil, el dólar bajó cerca de un 19%. Ayer, el real cerró a 3,30 por dólar. En tanto, en nuestro país la devaluación del peso desde el seis de enero hasta ayer estuvo en el orden del 7%.

A esta ecuación no hay que olvidar sumarle la inflación de ambos países, un factor que incide en el poder de compra de sus monedas. "Hasta mayo, la inflación acumulada en Brasil era del 2,7%. Mientras que en la Argentina, hasta el quinto mes del año, la inflación era del 22%", señaló Fausto Spotorno, Director de Centro de Estudios Económicos de la consultora Ferreres y Asociados.

Para la planificación familiar, si se está pensando en viajar a las tierras cariocas en los próximos meses, debe tenerse en cuenta que los tiempos de cambio favorable para los argentinos quedaron atrás. "Si se toma en cuenta el dólar antes de la salida del cepo en diciembre y se lo compara con los niveles actuales, resulta un 45% más caro en términos reales", agregó Spotorno.

Si se hacen estimaciones de corto plazo, el poder de compra del bolsillo de los argentinos en Brasil no va a mejorar mucho de aquí al verano próximo. "Son dos monedas de fuerte volatilidad", explicó Gabriel Zelpo, economista jefe de la consultora Elypsis. "Sin embargo, ahora veo un período de estabilidad para ambas. En Brasil, por un lado, el Brexit, con su enorme impacto financiero en el mundo, casi no movió al real, que se ha mantenido bastante. En la Argentina, el peso también se mantendrá relativamente estable. Nosotros corregimos nuestras previsiones para diciembre a la baja y vemos al dólar alrededor de los $15,80", dijo.

Respecto de la evolución del tipo de cambio bilateral con Brasil, Soledad Pérez Duhalde, de Abeceb planteó: "Para la plaza local veo meses de volatilidad. En el corto plazo, con la liquidación de la soja hace que el dólar baje, pero el pago de aguinaldos puede estimular la demanda. En cambio, en Brasil todo se mueve todavía por expectativas, que pueden jugar a favor o no para la competitividad argentina. Temer al ajuste lo tiene que hacer", cerró.