Domingo  12 de Mayo de 2019

Las nuevas tecnologías, la política y las empresas

Las nuevas tecnologías, la política y las empresas

ALBERTO SCHUSTER

Director de la Unidad de Competitividad de Abeceb.

En el futuro previsible, las fuerzas principales que darán forma a la Humanidad se focalizan en el cambio climático, la preeminencia económica y política de las democracias o las autocracias, la brecha de equidad, los movimientos demográficos y la incremental fusión entre el proceso de transformación digital y la biotecnología.

Estas últimas que, entre otros aspectos fundamentales de la vida humana -y como he desarrollado en mis entregas anteriores sobre la tecnología y el futuro del trabajo- podrían, tanto desplazar a millones de personas del mercado laboral como generar inimaginables oportunidades para el desarrollo de países desarrollados como emergentes a través de nuevos productos, servicios y tareas, hoy apenas imaginables.

Cómo enfrentar los desafíos y aprovechar las oportunidades será una tarea de cada sociedad en particular. Los desafíos serán tan relevantes que ningún país estará en condiciones de llevarlo a cabo sin la participación articulada del sistema político, las empresas y los empresarios y el Estado.

Hoy muchos países están focalizando en cómo abordarlos, por lo menos de la primera parte de este siglo. Y ello es así por el hecho de que se está generando una transformación estructural.

Estamos en la transición desde un sistema en que la clave del desarrollo ha sido la acumulación de capital físico y humano y su aplicación a la creación de productos y servicios, a uno en donde la clave será la capacidad de adaptación y transformación, tanto para países como para empresas. Aun lidiando mejor o peor con sus propios problemas, la adopción por muchos países de las tecnologías disruptivas hace que la brecha competitiva entre los desarrollados y el resto se amplíe.

Los países que se reconocen como competitivos han logrado brindar a su gente una mayor prosperidad, expresada en un mayor ingreso per cápita y mayores niveles de satisfacción. Y ello lo han logrado creando y manteniendo en el tiempo las condiciones para que sus empresas y los emprendedores puedan desarrollarse, exportar, defenderse contra las importaciones, generar utilidades, inversión, empleo e innovación, en un marco de respeto a las normas del comercio internacional.

Lamentablemente, en nuestro país seguimos tratando de domar a uno de los aspectos más perniciosos de la economía del siglo XX: la inestabilidad macroeconómica con su hijo dilecto, la inflación.

Sería deprimente ser testigos de cómo seguimos en nuestra senda de atraso competitivo; sin embargo, con una visión optimista, asumamos que nuestro país pueda superar en los próximos cinco años los factores que han bloqueado su desarrollo y logra un desempeño muy superior a lo que vivimos en el pasado, en los siguientes aspectos: funcionamiento del sistema institucional, calidad de la justicia, minimización de la corrupción, libertad económica y la apertura al mundo, limitación del poder del gobierno y la transparencia, protección del derecho de propiedad y cumplimiento de los contratos, cumplimiento regulatorio y el orden y la seguridad, macroeconomía estable, gasto público y carga impositiva razonable, calidad de la regulación a las empresas y conformar un vigoroso mercado de capitales.

Estos son los factores que, siendo el resultado de las políticas públicas, dieron (no con muy buenos resultados) y darán un marco de actuación a las empresas; y en ese sentido tienen ellas legitimidad en reclamarle al sistema político que haga su tarea en mejorar la calidad de esos factores.

El futuro impacto sobre el conjunto de la sociedad de las nuevas tecnologías hace que sean todavía más relevantes las políticas públicas sobre: una mayor calidad y eficiencia en la educación, en la inversión pública en investigación y desarrollo, el marco de las relaciones laborales, una red de protección enfocada a la gente y no a los puestos de trabajo y, concomitantemente, una política de reentrenamiento con foco en las áreas competitivas o potencialmente competitivas.

Aunque en Argentina la situación económica actual no suena como auspiciosa debemos reconocer que contamos con una economía productivamente diversificada, con áreas realmente avanzadas a nivel mundial y que en cuanto a los factores arriba detallados hemos logrado algunos progresos durante la administración actual. Dicho esto, el conjunto industrial y de servicios tiene un largo camino por recorrer para ser competitivo.

A nivel de las empresas globales el proceso de adopción de las nuevas tecnologías ya ha comenzado por el lado de la robótica, la inteligencia algorítmica y la conectividad de los procesos de producción y servicios. Y es un proceso que no se detendrá. Con la irrupción de las tecnologías disruptivas y su consecuencia en la transformación digital y el uso combinado con la biotecnología, la complejidad y la puja competitiva entre todas las empresas se incrementará.

Son las empresas las que constituyen la esencia del sistema capitalista y constituyen la única fuente de creación de riqueza. Su rol es competir en un ambiente de apertura al mundo y con las reglas de juego del riesgo empresario. Son ellas las que compiten; los estados les dan a ellas el marco de reglas para que lo hagan dentro de las reglas de juego del sistema.

Lo que denominamos "capitalismo" es un sistema cultural basado en prácticas económicas, donde dominan las decisiones de inversiones individuales "a riesgo", organizadas en forma de empresas, para la producción de bienes y servicios comerciables con el propósito de obtener beneficios económicos. El deseo de su obtención hace que el sistema se active con la ambición y la toma de riesgos y se alimente con la originalidad, la productividad y, fundamentalmente, el deseo de innovación y proyectos. Por todo esto su potencialidad para generar riqueza es único.

La irrupción de las nuevas tecnologías disruptivas hará que la competencia sea más compleja, el riesgo empresario aumentará como también las posibilidades de creación de nuevos negocios o el mejoramiento de la productividad de los existentes con base en ellas. La articulación entre el mundo de la empresa, los emprendedores tecnológicos y el mundo del conocimiento (escuela, universidades, institutos estatales de apoyo a la producción y la investigación) adquirirá una relevancia mucho mayor.

La habilidad empresaria consistirá mucho más en preocuparse por "el mercado" y los competidores que, como ocurrió por mucho tiempo en nuestro país, en el congraciarse con el funcionario de turno.

Con base en la visión optimista planteada arriba, y como en todo el mundo capitalista, los empresarios argentinos deberán jugar su rol natural, que es el de competir, invertir, arriesgar capital, triunfar o quebrar y pedirle al sistema político (y colaborar en todo lo posible) a que establezcan reglas pro-competitividad. En un marco de competencia con el resto del mundo.

Establecidas, sólo ellos deberán ser responsables de su competitividad, es decir de su propio destino. Y en ello corre la suerte del país en su conjunto.

No hay comentarios. Se el primero en comentar
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000057,500062,5000
DÓLAR BLUE0,000066,250066,7500
DÓLAR CDO C/LIQ-1,0095-74,9240
EURO0,364466,133766,1618
REAL0,562614,257814,2642
BITCOIN-6,02397.600,65007.601,2000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000045,3750
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,754456,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,724157,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000047,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000160,00160,00
CUPÓN PBI EN PESOS-0,83332,382,40
DISC USD NY0,641078,5078,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,520033.421,1200
BOVESPA1,5400105.864,1800
DOW JONES-0,200027.821,0900
S&P 500 INDEX-0,15833.108,4600
NASDAQ-0,24008.526,7320
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,5249330,7853332,5306
TRIGO CHICAGO-1,4064186,7499189,4138
MAIZ CHICAGO0,4772145,0729144,3840
SOJA ROSARIO0,1965255,0000254,5000
PETROLEO BRENT2,035363,670062,4000
PETROLEO WTI2,332958,340057,0100
ORO0,00001.473,30001.473,3000