Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Las mujeres llevan la peor parte del ajuste y otras razones para parar el 8M

MONICA MACHA Diputada nacional FPV-PJ

1
Las mujeres llevan la peor parte del ajuste y otras razones para parar el 8M

A lo largo de la historia, las mujeres hemos protagonizado muchas luchas, y gracias a esas luchas se conquistaron derechos que están naturalizados, pero también se defienden en el presente. 

Esa historia no es una mera sucesión de logros, ni un acumulamiento de batallas libradas por el feminismo. Se trata de una sola lucha, un solo objetivo que fue y es perseguido por todas nosotras, y no es otro que el de tener un mundo mejor, una sociedad más justa. Las mujeres feministas militamos para eso. Porque cada mal que aqueja a una sociedad muestra su costado más cruel con las mujeres. 

Hoy lo vemos cuando en nuestro país llega el ajuste y golpea primero a los sectores más humildes y las grandes mayorías populares. Pero además, dentro de esas franjas de la sociedad somos nosotras las que nos llevamos la peor parte. 

Recortes salariales, trabajo precario e informal, suba de la edad jubilatoria, son algunas de las medidas de ajuste del actual gobierno y afectan directamente a las mujeres. En nuestro país todavía existe desigualdad salarial y hay mujeres que cobran menos que los hombres cuando realizan el mismo trabajo. 

Todo lo dicho hasta aquí no puede mirarse por separado y sin su contexto. Todas estas problemáticas tienen que ver entre sí y tienen lugar en el contexto de una sociedad culturalmente machista, configurada para que estas cosas sucedan. 

Y como todos sabemos, el machismo también es violento y mata. Y esta es una de las razones por las que no se puede mirar para otro lado y debemos, todos, dar lo mejor de nosotros para que un verdadero y profundo cambio cultural tenga lugar. 

Mientras tanto, mientras ese cambio se gesta a fuerza de militancia y debate, desde los colectivos feministas trabajamos para generar medidas que tiendan a la igualdad. Un ejemplo de esto son las fiscalías especializadas en violencia contra las mujeres y personas lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transgénero, transexuales e intersexuales; creadas en junio de 2015. 

Pero el ejemplo más cercano en el tiempo es el proyecto de legalización del aborto, recientemente ingresado al Congreso para su debate y su aprobación. Con este proyecto se salvarán vidas, se llevará igualdad y justicia social a donde hoy solo hay criminalización y muerte. 

Por todas estas razones nosotras paramos, y por todas estas razones el mundo para el 8M. 

Porque las mujeres seguimos sumando logros en nuestra lucha por la igualdad de derechos pero sabemos que todavía falta mucho. 

Gracias a toda esta historia de lucha se están logrando avances en materia de igualdad en el mundo del trabajo y también está cambiando el rol de la mujer en la política, pero tenemos que seguir militando para que cada vez sean más las mujeres que acceden a lugares de toma de decisión. 

Es el tiempo de las mujeres y es ahora que están más visibles las reivindicaciones del feminismo. 

No vamos a desaprovechar una época que está destinada a ser la de los grandes avances en la igualdad entre el varón y la mujer. 

Más notas de tu interés

Comentarios1

Capullo, esta marcha tendrá el mismo resultado de, ¨Ni una menos¨, que pronto lo tendrán que cambiar por, ¨Ni mil menos¨. ¨rubenardosain.wordpress.com¨