Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La visita de Obama, una oportunidad para Macri

Imagen de JORGE SOSA

JORGE SOSA Editor general de Cronista.com

1

“El mundo nos ha abierto los brazos”, se jactó hoy Mauricio Macri a poco de conocerse que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, preparaba una visita clave a la Argentina para el mes próximo.

Cuando se cumplan apenas tres meses de gestión, Macri podrá mostrar como un logro haberle dado un fuerte giro a la política exterior de la Argentina, volcada durante el kirchnerismo hacia el enfrentamiento con Washington y los países centrales de Europa.

“Sabemos cuál es el camino que pone a la Argentina de vuelta en la agenda del siglo XXI. El mundo nos ha abierto los brazos, las visitas que estamos recibiendo y las que vamos a recibir dan muestra de eso”, fue el mensaje de Macri.

Pero la visita de Obama a Buenos Aires, como parte de un viaje que tendrá una escala previa e histórica en Cuba, debe mirarse también con un lente más amplio que la relación bilateral entre la Argentina y Estados Unidos.

Desde hace tiempo Obama viene lanzado a reconstruir la imagen de su administración (“Dejar un legado claro”, dicen en Washington) en la última etapa de su mandato. Y la relación con América Latina era de una de sus fragilidades.

Obama cambió el escenario al descongelar la relación con Cuba y tuvo para eso la bendición del Papa Francisco. También emprendió viajes a la región, pero siempre esquivó la conflictiva relación con el entonces gobierno de Cristina Kirchner.

A la vez, durante el año pasado en Washington se esperanzaron con un cambio de aire político en Buenos Aires, y estaba la disposición a respaldar al nuevo gobierno si existían determinadas señales políticas y económicas.

Con la visita de Obama, Macri tiene una doble oportunidad: rehabilitar la relación con Estados Unidos y recobrar el protagonismo que la Argentina había cedido a nivel regional.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Están Espiándote
Están Espiándote 18/02/2016 11:52:44

Che gorila vend.epat.ria parece que en tu país modelo vas a tener un presidente socialista JURUJ.UAJUAJUAA ME MEO JURUJUAAAAAAAAAAAAJJUJUAAAAAAAAA MEO