U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

La tranquilidad financiera necesita que haya al menos un relato acuerdista

La tranquilidad financiera necesita que haya al menos un relato acuerdista

La baja en la prima de riesgo argentino que mostraron los mercados la semana pasada anticipa noticias que para el mundo local todavía están en proceso. La perspectiva de que un grupo de gobernadores sume su apoyo a la sanción del presupuesto con el que el gobierno argentino busca llegar al déficit fiscal 0 en 2019, es una señal que podría haberse logrado algunas semanas antes, si las prioridades de una parte de la dirigencia hubiese tenido menos ambición política de corto plazo.

Cuando el ala más dura del peronismo discutía con el Ejecutivo bajar la meta fiscal del año entrante a 1,3%, su propuesta era dejar de exprimir el gasto para trabajar más en los ingresos. La Casa Rosada aceptó esa línea y pagar el costo político de reinstalar las retenciones, e incluso de dar marcha atrás con algunos beneficios contenidos en el Consenso Fiscal y la reforma tributaria. En los hechos, el texto que ingresará hoy al Congreso estará, en lo conceptual, mucho más cerca de lo que reclamaba la oposición de lo que quería Mauricio Macri como meta.

Los inversores ven que la grieta es más discursiva que fáctica. Las provincias están en mejores condiciones que la Nación para afrontar lo que se viene, ya que muchas de ellas recibieron un refuerzo fiscal considerable gracias al fallo de la Corte Suprema que les devolvió 15% de la precoparticipación de Ganancias que iba a la ANSeS. Incluso hay un grupo de distritos que recaudan mucho más gracias a la devaluación, ya que perciben regalías petrolíferas y mineras que rinden en pesos cerca de 70% más que en enero. Pero la pulseada está. Lo que hace falta no es técnica fiscal sino disposición política de todas las partes de crear un relato acuerdista que garantice a tranquilidad financiera que necesita la Argentina.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés