Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La reconversión productiva viene con objetivos nuevos y remedios clásicos

Imagen de HERNÁN DE GOÑI

HERNÁN DE GOÑI Director Periodístico / @hdegoni

0
La reconversión productiva viene con objetivos nuevos y remedios clásicos

No es un secreto que el Gobierno está trabajando en un cambio de reglas para varios sectores, con el fin de establecer parámetros que sirvan para atraer inversiones. La industria electrónica de Tierra del Fuego, por lo pronto, se convirtió en el caso testigo del plan productivo. Lo que se preguntan algunos empresarios y gremialistas es por qué el Ejecutivo decidió avanzar con un diseño de políticas que tiene costo social y político de corto plazo, frente a un beneficio todavía difícil de percibir.

La respuesta transparenta un gen macrista. "No lo hacemos porque nos conviene, sino porque creemos que hace falta iniciar una reconversión", es la frase que sale como argumento inmediato. Los funcionarios entienden que pagar caro por productos que nacen desactualizados, es un sinsentido que hay que corregir. Y a partir de eso, consideran que el rol del Estado tiene que pasar por limitar su costo, y no mirar para otro lado.

La instrucción ahora es buscar todas las fórmulas necesarias para que el plan productivo no quede trunco antes de arrancar. Por eso ayer el ministro Francisco Cabrera se reunió con la gobernadora fueguina Rosana Bertone, a quien para empezar le ratificó que continuará vigente el régimen de promoción industrial. Su equipo también avanzó en diálogos con los funcionarios provinciales, con la expectativa en encontrar otros sectores que sirvan como relevo para la electrónica: la apuesta oficial pasa por la producción de gas, el turismo y la pesca.

Y acá es donde reaparece la billetera oficial. El Gobierno anticipó que habrá créditos subsidiados para los nuevos emprendimientos. Y también subsidios para paliar la pérdida de empleos. Como en todo cambio, algo de lo viejo siempre permanece.