Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La puerta giratoria del fútbol

Imagen de DANIEL A. VIOLA

DANIEL A. VIOLA Abogado Estudio Viola & Appiolaza

1
La puerta giratoria del fútbol

En la noche del domingo, los barrabravas de Boca Juniors conocidos como ‘La 12’ dejaron un sector sin ocupar en la tribuna detrás del arco de La Bombonera, contiguo al predio de Casa Amarilla.

Esta señal de protesta estuvo motivada en la "restricción de concurrencia administrativa" por 24 meses, aplicada por la Dirección Nacional de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos a sus líderes Rafael Di Zeo, Mauro Martín y otros diez miembros. Se les imputa el delito de encubrimiento por la fuga de Maximiliano ‘Mey’ Oetinger ocurrida el 19 de mayo de 2016, en La Bombonera, cuando Boca enfrentó a Nacional de Montevideo, por los 4tos. de final de la Copa Libertadores. Por este hecho, el fiscal federal Paul Starc también investiga a un empleado de seguridad de Boca y al comisario general Guillermo Calviño, ex superintendente de Seguridad Metropolitana de la Policía Federal.

"En siete meses, pasaron 800.000 personas, más de 400 fueron rechazadas por admisión y detuvimos 72 prófugos. La muerte de Balbo tiene que ser un antes y un después", resumió Guillermo Madero, titular del organismo.

En los considerandos de la Disposición 1-E-2017 bajo su firma, se dice que el Ministerio de Seguridad de la Nación "podrá preventivamente por razones de interés público y atendiendo a razonables pautas objetivas debidamente fundadas, restringir la concurrencia a espectáculos futbolísticos a toda persona que considere que pueda generar un riesgo para la seguridad pública" (Art. 7 Decreto N 246/17). Que "dentro de las misiones y funciones a cargo sobresale el deber de resguardar la libertad, la vida y el patrimonio de los habitantes, sus derechos y garantías y la plena vigencia de las instituciones del sistema representativo, republicano y federal que establece la Constitución Nacional".

Por Resolución N 354-E/2017, la ministra de seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, instruyó acerca de las personas a las que se les podrá restringir la concurrencia a los estadios de fútbol. Dicha medida podrá recaer sobre quien resulte: (1) Condenado, procesado o con auto de elevación a juicio, o bajo el régimen de suspensión del juicio a prueba (‘probation’), por delitos cometidos en el marco de la ley contra la violencia en los espectáculos deportivos ( N´ 23.184) o por cualquier otro motivo cometido en el exterior, con motivo u ocasión de los mismos; (ii) Condenado por delitos dolosos a penas de reclusión o prisión de más de 3 años; (iii) Sancionado por contravención durante o después de un partido, durante las concentraciones o entrenamientos de los equipos. (iv) Autor de conductas violentas contra personas o cosas, hayan ingresado a lugares no permitidos o dificulten el normal desarrollo del espectáculo deportivo, las concentraciones o entrenamientos. La restricción de ingreso será por un período no menor de 6 meses ni mayor a 24, según la gravedad de los hechos. Al reincidente dentro del año se le aplicará el doble de la sanción y, en caso de segunda o ulteriores conductas ilícitas podrá elevarse a 5 años.

Mientras en el Senado de la Nación se debate la ley que define los ‘delitos barrabravas’, quedó en superficie el abominable crimen de Emanuel Balbo, el hincha de Belgrano de Córdoba arrojado desde la tribuna por una acción colectiva que habría impulsado el acusado de asesinar al hermano de la víctima, en medio de una picada callejera en 2012.

En tanto, el organismo de prevención de la violencia en el fútbol de la provincia de Buenos Aires, (Aprevide), dictó la restricción a 44 barras de Racing Club tras el partido contra Atlético de Tucumán. Once de ellos, portaban armas, facas, balas, cuchillos, drogas, carnets y entradas falsas. Los barras de Atlanta irrumpieron al entrenamiento para quejarse del bajo rendimiento, exigiéndoles $ 100.000 al plantel, ocasionando la fractura del tabique nasal al jugador Ezequiel Rodríguez.

El titular de la Aprevide, Leopoldo Lugones denunció la existencia de una ‘puerta giratoria’ en la Justicia: "Cuando metemos preso a algún barrabrava, al llegar al día siguiente a nuestra oficina los tipos están otra vez en libertad".

Una minoría de violentos domina el escenario ante la permisividad o el temor de quienes llevan las riendas de los clubes, gracias a la ausencia del Estado durante décadas.

Pese a todo, el fútbol argentino posee la noble virtud de igualar a las clases sociales bajo la pasión por una misma camiseta. El inventor de la puerta giratoria (Revolving Doors) fue el ingeniero Theophilus Van Kannel (1841-1919), nacido en Filadelfia (EE.UU). La primera se instaló en el restaurante Rector’s del Times Square de Nueva York, en 1899. La intención hoy desvirtuada por los responsables de la ejecución de las penas, fue crear una puerta que no necesitara de ser abierta para nadie.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Eduardo Hartinger
Eduardo Hartinger 02/05/2017 08:35:48

Creo que la gente se empezó a dar cuenta que el gran problema es la justicia que con su mentalidad lumpen considera que la culpable es la sociedad y los criminales solo hacen lo que deben.