U$D

VIERNES 19/04/2019

La paradoja de transformar el margen fiscal en un gesto poco valorado

La paradoja de transformar el margen fiscal en un gesto poco valorado

El Fondo Monetario es un acreedor que sabe que para llevar a buen puerto sus programas, el deudor tiene que estar en condiciones de pagar. En el pasado, sus recomendaciones estaban dominadas por criterios extremadamente fiscalistas. Lo que más importaba era que el país asegurara el excedente necesario para pagar intereses. Hoy la palabra que pesa en sus análisis es sustentabilidad, sobre todo cuando el involucrado es un país que tiene una relación especial con Estados Unidos y con Donald Trump, ejes del poder real del FMI. Crisis como la de Grecia, y su experiencia en otros estados que no completaron el recorrido , traccionaron un aprendizaje: el Fondo puede imponer objetivos duros, pero tienen que ser objetivos cumplibles. Si sus metas generan inestabilidad social y política, nadie gana.

En este sentido, el gobierno argentino siempre se asumió como el impulsor de la dureza fiscal, señalando que el plan de déficit 0 fue preparado como la única alternativa viable no solo frente al Fondo, sino frente a un mercado que por la incertidumbre política había retirado su financiamiento.

La estrategia oficial fue tratar de cumplir algo más de lo prometido y conseguir algo de margen para un "permitido" en otros terrenos, como se vio ayer con el gasto social. La misión del FMI no solo informó que se habilitó a subir de 0,2% a 0,3% el programa de gastos prioritarios, sino que se permitió aconsejar que sean mantenidos este año "y más allá", una alusión neutra para hablar del próximo gobierno.

Para el equipo de Hacienda, el frente fiscal es el verdadero ordenador de la política económica. Para ellos no suben las tarifas. En su mirada, son subsidios que bajan. El sujeto de la ecuación es el déficit cero, no la política energética. Si aumentan no es porque "quieren perder". La paradoja es que destinan el margen que les da el Fondo a un sector social que no le da a ese gesto el mismo valor.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés