Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La ley de Ganancias, los asalariados y las políticas para enfrentar la pobreza

Imagen de HERNÁN DE GOÑI

HERNÁN DE GOÑI Director Periodístico

2

Está claro que cuando el Congreso discute elevar el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias a un valor cercano a los $ 35.000, lo que discute no es una norma central para el objetivo de bajar la pobreza.

Según el relevamiento que presentó la semana pasada la Universidad Católica Argentina (UCA), más de las mitad de población ocupada tiene empleos precarios, y un tercio directamente están en la informalidad. Para aquellos que están en blanco, el salario promedio es de $ 15.000, mientras que para los segundos está debajo de los $ 8000.

La reforma del impuesto, transformada hoy en tema central de la negociación política entre el Gobierno, la CGT, el Congreso y las provincias, está pensada para quienes están en la cabeza la de la pirámide laboral, no en la base. Este registro también queda en evidencia cuando los legisladores piden eximir a los jubilados que cobren menos de $ 60.000, cuando el haber máximo que paga el sistema público no supera los $ 42.000.

El Ejecutivo quedó atrapado en sus promesas de campaña. Porque prometió trabajar para el objetivo de pobreza 0, y a la vez para eximir a los asalariados de Ganancias. Lo que alteró la política es el orden de los factores.

Nadie se planteó si en caso de disponer los recursos fiscales que piden los gremios y la oposición, el uso que debate el Congreso era el más apropiado para las urgencias de la Argentina.
Ganancias es un impuesto con un mal nombre, porque todas las personas físicas que lo tributan sienten que no les corresponde.

Es un gravamen a los ingresos, como existe en casi todo el mundo, que en la Argentina se reparte 50% y 50% con las provincias. La coparticipación que perderán provincias como Chaco, Misiones y Salta (si sale el proyecto más caro) seguramente restará recursos para muchas localidades sumergidas en la pobreza, que no tienen la capacidad de hacer un paro para hacerse oír.

Más notas de tu interés

Comentarios2
Tom Vi
Tom Vi 20/12/2016 12:01:51

No seas fantasma, no quiero pagar la FIESTA ELECTORAL, Gerardo Morales aumento los empleos politicos un 60%, Urtubey directamente los multiplico por dos y son provincias pobres. Entonces ¿De que me hablas?

JOSE   MANUEL LEVY
JOSE MANUEL LEVY 19/12/2016 08:24:42

1.- GANANCIAS ES GANANCIA = [ INGRESO - Art 23 inciso c) TO 649/97 ] (Iosele)