Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La ley antidespidos será un freno contra las inversiones y desalentará el empleo

La ley antidespidos será un freno contra las inversiones y desalentará el empleo

La irracionalidad partidista se apoderó de la oposición al promover la ley antidespidos que es autodestructiva, genera solo perjuicios para el presente y compromete seriamente el futuro de todos, incluyendo a peronistas, justicialistas, kirchneristas y massistas.
El debate por la ‘ley antidespidos’ tuvo tantos cabildeos y anuncios que quién tenía que hacer algún ajuste en su nómina ya la hizo por prevención. A pesar de estar solo propiciada por seis meses, lo provisorio tiende a ser perpetuo. En la experiencia anterior se inició con una vigencia por un año y se extendió por siete años más.
En rigor, el mayor temor empresario es que siga el ‘ajuste’ y con ello que continúe sin remedio la estanflación, o sea la inflación con recesión. Esta dramática combinación simultánea de deterioro del signo monetario con retracción en la actividad, incuestionablemente arroja consecuencias en el aumento del desempleo, y puede destruir fuentes de trabajo por inanición con caída o desaparición de la inversión. La sensible baja del consumo se agudizó además con los tarifazos de la devaluación y el ajuste de las tarifas de electricidad, gas, combustible y transporte público.
Para nuestro país, la situación es más que preocupante porque llevamos más de cuatro años de recesión que ahora se profundiza con inflación creciente.
La tentación ultraproteccionista con raíz populista ha llevado a países centrales a verdaderos desastres en su economía.
La reducción a 35 horas semanales promovida por Lionel Jospin hacia 1997 lo que le permitió ser Primer Ministro, solo generó muchas distorsiones, porque rebajó los salarios en proporción a la reducción horaria, y fomentó el pluriempleo, sin lograr que bajara el desempleo.
En los últimos quince años los sistemas ultraproteccionistas de Europa Central sufrieron los efectos de un proceso incremental del costo y una caída en la productividad, que tuvo como consecuencia el éxodo de las empresas industriales hacia Hungría, Polonia, Rumania, y otros de Europa del Este.
Los dos países de mayor éxito económico del orbe son los Estados Unidos de Norteamérica y la República de China no tienen prácticamente un régimen laboral, se rigen por principios elementales y no cuentan con un sistema de protección por despido, al contrario, se rigen por el éxito y la acción colaborativa con ejes en la productividad y en la competitividad de sus productos y servicios.
La experiencia de la ley del kirchnerismo fue más que nefasta, provocó estampidas de juicios, reclamos basados en despidos indirectos con pobres fundamentos, destruyó a innumerables pymes por la incapacidad para afrontar las indemnizaciones, potenció reclamos como los originados en demandas por registración anómala, la falta de entrega de los certificados de trabajo, y triplicó la llamada ‘industria del juicio’. No se crearon puestos de trabajo, ni se logró ningún resultado de todo aquello que el mercado necesitó para sobrevivir. Ninguno de estos efectos fue positivo y arrasó con innumerables oportunidades de emprendedores, pequeños industriales y comerciantes, y con toda una generación de iniciativas basadas en capitales y creatividad independientes.
En cualquier caso, los que voten a favor de la Ley Antidespidos deben saber que para provocar un daño político al gobierno nacional están hipotecando el futuro de las nuevas generaciones, de los desempleados, y de los que tienen mayores dificultades para obtener un empleo digno. El círculo virtuoso nace a partir de la creación de las condiciones básica para provocar el crecimiento de la economía, única fuente de trabajo genuino y a la vez sustentable.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Gustavo Schiavo
Gustavo Schiavo 10/05/2016 08:47:40

Estimado Director del Posgrado en RR.HH (U.C.A.), el INDEC de Julio Todesca, indicó que en 2015 se creció por encima del 2%. Sería bueno que hagan algun tipo de investigación en vez de repetir y repetir.