La lección económica de Flores y Plantas en el comienzo de Primavera

Comienza la primavera y hay algunos rubros que tuvieron su pre primavera en el invierno en pandemia. Mientras las ventas minoristas caen de acuerdo a la CAME 27,7% en el mes de agosto hay rubros que ven crecer sus ventas a más del 30% promedio interanual florerías, viveros, decoración, pinturerías y algunos productos de ferretería.

Nos remontamos un ratito a los años 30 del siglo XVII en los países bajos. Los Bulbos de Tulipán multiplicaron su valor por 100 en tan solo cuatros años hasta que su precio se derrumbo terriblemente. Fue la gran burbuja de la historia moderna. Un bulbo de tulipán tenía un precio de 1000 florines en 1623 mientras que el sueldo medio anual de un holandés era de 150 florines. Un holandés medio debía trabajar 10 años para adquirir un bulbo de tulipán. Una tonelada de manteca tenía un precio de 100 florines en aquel momento para tener una perspectiva de los precios relativos de la economía de aquel momento.

Pero volvamos a nuestra Argentina en pandemia al comienzo de la primavera. Tenemos una demanda inédita en el rubro de Flores y Plantas con crecimiento del 50% interanual. Los empleados nacionales, provinciales y municipales de acuerdo a su puesto o jerarquía en muchos casos no están pudiendo trabajar, no han regresado a sus oficinas o trabajan home office. Tienen mucho tiempo para dedicarse al hogar para mejorar el jardín o dedicarse a las plantas. Para el caso de los empleados del sector privado pasa algo similar sobre todo en la población de riesgo que no ha regresado ni hay vísperas que regrese al trabajo. Para este también hay mayor tiempo para dedicarse a tareas de mejoras dentro del hogar. A su vez, los empleados que trabajan home office sin ser población de riesgo tienen un margen para también dedicarse a comprar productos y accesorios para el hogar.

La situación de la demanda es clara pero la de la oferta es oscura. La cuarentena estricta por ejemplo en el rubro “Flores y Plantas dejo fuera de juego a muchos productores y distribuidores que trabajaban en la informalidad absoluta y no tenían permiso de circulación. La oferta de esa manera se restringió y la demanda tenía en forma paralela un crecimiento récord. A su vez, los jugadores dentro de este mercado en los 6 meses que llevamos de pandemia tampoco estaban muy dispuestos a realizar mayores inversiones en el contexto y volatilidad macroeconómica más cambios en las reglas de juego permanente en el mercado argentino. El resultante es que cuando usted compre sus plantas o flores al inicio de la primavera verá una inflación que no se mide y que nadie registra pero es una muestra elocuente de lo que sucede en un mercado cuando hay menos cantidad de oferentes, menor competencia y menor nivel de inversión para abastecer a una demanda creciente.

Los precios de la docena de rosas largas crecen al 200% interanual y del 300% interanual para las Rosas Cortas de mayor demanda. Ambas son importadas de Ecuador y Colombia. La sustitución de importaciones no funcionó en Argentina. Si bien en algunas regiones del país se daba las condiciones del clima para producir rosas en el mercado local quienes incurrieron en el negocio no fueron acompañados. El clima más importante es el que se genera para incentivar la inversión y se basa en que la operación sea rentable, otorgue ganancia y permita crecimiento en los volúmenes de producción. El resultado fue negativo. Solo tenemos rosas si las importamos. Fiel reflejo que lo importante no es la idea de la sustitución solamente sino el marco, las condiciones y estabilidad macroeconómica para que la producción local sea posible y las inversiones necesarias tengan incentivos para concretarse.

 

Fuente: Focus Market

Por otra parte, usted verá que al comienzo de la primavera muchos de los precios de las flores que relevamos en diferentes puntos de venta los podrá conseguir más baratos en la calle. Eso también sucede en Argentina. Quien tiene una florería o un vivero, es decir su comercio legalmente establecido y paga sus impuestos al día debe vender a estos precios de referencia. Quien está en la vía pública, la ocupa ilegalmente y no paga sus impuestos genera una competencia desleal. Sin embargo, el Estado presiona aún más impositivamente a quien paga sus impuestos pero no genera las condiciones para que quien no los paga les sea accesible pagarlos. Una lección más de esta primavera económica en Pandemia. No es que Argentina tiene alta presión tributaria por qué su economía es muy informal. Su economía es muy informal porque tiene una alta presión tributaria. El resultado es que cada vez más oferentes tienen mayores incentivos a operar en la informalidad absoluta.

De acuerdo a nuestro relevamiento la distribución de la elección de la forma comercial minorista para realizar sus compras por parte de los argentinos en esta época del año en Pandemia son los Centros Comerciales a Cielo Abierto 47%, Supermercados 26%, Comercio Electrónico 11%, Mayoristas 7%, Ferias Comerciales 4%, Outlet 3%, Shopping 2%. Estos últimos quedaron relegados estacionalmente al cierre hasta el momento de sus operaciones con una marcha la semana pasada con la presentación de protocolos para realizar su apertura.

Independientemente de dónde usted compre también podrá verificar que las plantas tuvieron una evolución de precios del hasta 90% interanual, que algunos artículos de decoración del hogar superan el 100%, que productos de ferretería y pintura para hogar lo hicieron a más del 80%. A este último punto le sumamos que dos empresas extranjeras oferentes de pintura tomaron la decisión de retirar sus operaciones del país. Menor cantidad de oferentes, menor nivel de inversión, crecimiento de la demanda llevará a aumento de precios. No solo es un problema de la pérdida de empleo que es grave sino que aquellos que tienen ingresos en nuestro país deberán pagar más caro por aquello que demandan en base a la oferta existente de bienes y servicios.

Por su parte, cuando se habla que la emisión monetaria provoca inflación tenga en cuenta que menos flores y plantas disponibles para decorar sus jardines en esta primavera por mayor cantidad de dinero circulando en el mercado llevará a que usted si o si tenga que sacar mayor cantidad de pesos de sus bolsillos para poder pagarlas. Por otra parte, si la rosa es ecuatoriana o colombiana estará a expensas de la evolución del tipo de cambio oficial mayorista pero observe lo siguiente que ese tipo de cambio no se devaluó un 200% o 300% como marca el precio de esa flor en vidriera. Lo que sucede es que no tiene competencia local y la importadora también es escasa ante el crecimiento de la demanda. Otra muestra más que no siempre un tipo de cambio oficial mayorista que crece ajustado por inflación como intenta el gobierno llevará a que los precios que tienen 100% incidencia en la importación se muevan en el mismo sentido de la devaluación del peso frente al dólar en el mismo período.

A diferencia de los Tulipanes holandeses del Siglo XVII quienes compran Flores y Plantas en el Siglo XXI en Pandemia en Primavera en Argentina no están viviendo ninguna burbuja financiera quédense tranquilos. Sin embargo, tomemos nota que la “burbuja de la pandemia no nos quite visión ni nos saque de eje de la realidad de lo que suceden con los mercados con la volatilidad macroeconómica argentina y sus deseos de reprimir su funcionamiento de equilibrio con decisiones que evitando un dolor de cabeza presente generen mayor enfermedad en el futuro.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios