Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La industria móvil se reacomoda

La industria móvil 
se reacomoda

El ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, lo dijo sin vueltas: "Hay un colapso en las redes de telefonía celular". Y habló de "inversiones insuficientes" por parte de las empresas operadoras que se preocuparon más por explotar la cantidad de usuarios conectados que por mejorar la infraestructura. Es cierto. En las grandes ciudades resulta casi una odisea hablar más de 30 segundos sin que la llamada se corte. En el país hay más de 60 millones de celulares habilitados, más de 1,5 por habitante.
El gobierno reglamentó la demorada norma de Operadores Móviles Virtuales (OMV), que permite a las empresas proveer conectividad móvil sobre las redes de terceros ya establecidas (las de Movistar, Claro y Personal). Esto habilitaría, por ejemplo, a Garbarino, Frávega, empresas extranjeras, cooperativas o Pymes a brindar servicio de telefonía a precios más económicos. La figura de los OMV llegan muy atrasadas. Desde el 2000 que esperaba ser reglamentada. "Hay que ver las reglas finales pero nuestra idea es ofrecer el servicio y completar nuestra oferta. Hace años que hacemos fuerza para que esto pase", dice Daniel Nofal, CEO de iPlan.
Las empresas tomaron nota de las quejas de los usuarios y del gobierno. Aceptan que el servicio funciona mal, pero reclaman las frecuencias del espectro radioeléctrico 3G que el gobierno anterior cedió al operador estatal ARSAT en 2012 y 2014 para la creación del servicio público. El kirchnerismo nunca implementó aquel plan anunciado entre bombos por el ex ministro Julio de Vido.
¿Y las empresas? Todas tuvieron que hacer malabares para que las ventas no caigan en un trimestre a pura inflación. Con varias promociones de precios, en Motorola lograron mantener las ventas como las del primer trimestre del año pasado. "Lo único que baja de precio en el país son los celulares. Ya no están los problemas financieros que teníamos con el cepo y hay sobre stock de equipos, lo que aumenta la competencia para venderlos. Eso nos permite mejorar los precios al consumidor", explicó optimista Fernando Verrúa, country Manager de Alcatel en el país.
Los fabricantes esperan ansiosos el segundo semestre para que las ventas repunten. El Plan Canje, anunciado por el Ministro Aguad durante el Mobile World Congress en febrero, tenía como fin renovar 10 millones de equipos al año a precios económicos. Pero la iniciativa perdió fuerza y hoy está prácticamente frenada. "Algo así sería necesario para recuperar urgente el crédito en cuotas porque todo sube de precio y la gente tiene menos plata en el bolsillo", explicó otro empresario del sector que prefirió el anonimato.
En ese sentido, el Grupo Newsan anunció que empezará a producir y vender los smartphones de la china Huawei en el país. La empresa asiática ya es el tercer fabricante mundial de celulares y para fin de este año quiere alcanzar el 15% del mercado local.
Por otro lado, Claro anunció que elimina el roaming en el exterior (Latam y los Estados Unidos) para hablar, mandar SMS y usar datos al mismo precio que en el país. Por ahora el beneficio es solo para sus planes corporativos y los particulares con abonos más caros pero el objetivo es ampliarlo a todos sus 20 millones de clientes.
El tema móvil es importante. Tanto las empresas como el gobierno saben que el celular ya es el dispositivo preferido de los argentinos. Un estudio reciente de Ignis indica que pasamos más horas frente a la pantalla del móvil que en la PC. "Nos encontramos frente a millones de usuarios ‘móvil dependientes’, su vida cotidiana la organizan y resuelven desde su celular, en cualquier momento y lugar", sostiene Sonia Rizzitano, gerente de marketing de Movilgate. Por eso toda la industria, más allá de las diferencias de opinión, las idas y vueltas y las estrategias comerciales, coinciden en que lo que hay que hacer ahora es pasar el invierno de la mejor forma posible.