U$D

JUEVES 23/05/2019

La incertidumbre de Brasil fue mayor, pero pegó menos que en Argentina

La incertidumbre de Brasil fue mayor, pero pegó menos que en Argentina

En el 2018, mientras la Argentina empezaba a transitar la crisis financiera que cercenó el crecimiento proyectado de su economía, Brasil vivía su proceso electoral en un clima de incertidumbre total. Lula Da Silva peleaba en la calle y en la Justicia la chance de ser candidato presidencial, y cada vez que un tribunal se pronunciaba, toda la opinión pública y el sistema político sentía que se asomaba a un abismo, porque el candidato que tenía más intención de voto no solo estaba a punto de dejar de serlo, sino porque su destino más probable iba a ser la cárcel.

Eso fue exactamente lo que sucedió hace casi un año. Con Lula preso, su lugar lo tomó Fernando Hadad, que cayó derrotado frente al enigmático Jair Bolsonaro. En todo ese proceso, el riesgo país de Brasil podía haber volado hasta las nubes. Pero no lo hizo, porque el país vecino tiene muy poca deuda emitida en dólares y la mayoría de sus necesidades de financiamiento están cubiertas en reales.

La Argentina no tiene esa chance, porque su sistema financiero es tan chico que si el Estado tomara internamente todos los pesos que necesita para cubrir su déficit fiscal, ningún sector productivo tendría crédito. Por eso el gradualismo tenía una única receta, que era el endeudamiento externo.

Los bonos en dólares de la Argentina cuyo vaivén se traduce en el riesgo país tienen muy poca demanda interna y dependen del humor de esos inversores, así como del movimiento del mercado global. Podrían servir para pagar impuestos, o alguno de ellos ser rescatados por el Estado (la ANSeS, para ser precisos) para sortear la incertidumbre. Pero si ayer el riesgo país bajó justamente fue porque el precio de los títulos abrió la chance de una ganancia, sin que importaran Vidal, Macri o Cristina.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping