U$D

SÁBADO 25/05/2019

La grieta del círculo rojo: entre el enojo por la crisis y el foco en el largo plazo

La grieta del círculo rojo: entre el enojo por la crisis y el foco en el largo plazo

Es difícil interpretar el sentimiento del mundo empresario, acorralado por un mal año y la incertidumbre que ofrece el futuro. Las compañías están golpeadas por la recesión que vino tras la estampida cambiaria del 2018, de cuyo inicio hoy se cumple un año. Y por muchos de los remedios aplicados desde ese momento, que agravaron los problemas operativos y acentuaron la asfixia financiera. Cuando hablan de la gestión Cambiemos transmiten decepción, y varios incluyen en ese sentimiento a la decisión oficial de habilitar el debate de la legalización del aborto. Esperaban más de Mauricio Macri, y no terminan de digerir que haya acudido a recetas propias del populismo como las retenciones o los acuerdos de precios.

Ese malhumor, sin embargo, no está exento de una grieta. Es natural: estamos hablando de la Argentina. Los empresarios que son más dependientes del mercado interno son los más duros. Para ellos no hay grises: perciben que con la excepción del 2017, el esquema monetario y cambiario no los favoreció. Tampoco el perfil aperturista de la gestión (que está lejos de haber cambiado el status quo histórico de la Argentina). Y no ven una política de incentivo a la producción.

Los que están más vinculados al mercado global o al sector financiero tienen una percepción menos crítica, aunque también reconocen errores de gestión. Destacan la convergencia de precios relativos, un acercamiento acelerado al equilibrio fiscal, más oferta de energía y de infraestructura y un tipo de cambio que resuelve los déficit externos. Son resultados que ayudan al largo plazo pero no evitan una crisis. Unos miran más lo urgente, otros lo importante. En el círculo rojo tampoco tienen todo claro.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping