Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La economía sigue fría y empuja nueva ola de activismo del Estado

Imagen de HERNAN DE GOÑI

HERNAN DE GOÑI Director Periodístico

0

El Gobierno encontró una ayuda que no esperaba en su objetivo de aplanar el último tramo de la curva de la inflación. Octubre no será un mes típico: la vigencia de las nuevas tarifas de gas le dará al índice del mes un nuevo salto que lo posicionará cerca de 2,5%, menor al que finalmente se restó cuando la Corte Suprema frenó el anterior recorte de tarifas. El impacto no deseado es el frío que todavía se siente en el consumo privado. Los analistas perciben una leve baja de la denominada inflación núcleo, y un escaso aumento del precio de los alimentos.

Esta tendencia quedó reflejada en el relevamiento que hace el Banco Central, que por primera vez estimó para el 2017 un registro de inflación menor a 20%. Cuando el BCRA había planteado su meta de 17%, Federico Sturzenegger celebraba que el desvío fuera de solo tres puntos. Ahora puede jactarse de que es de 2,7 puntos. Los analistas que aportan sus datos al REM también recortaron la expectativa de noviembre: la mediana pasó de 1,7% a 1,6%.

El Gobierno tiene presente que deberá preservar algunas muletas para estimular la actividad económica. Por eso analizan mantener Precios Cuidados e incluso una versión aggiornada del plan Ahora 12. En la Casa Rosada esperaban un cuarto trimestre un poco más potente. Los economistas incluso dudan si la variación del PBI de estos tres meses logrará mostrar un signo positivo. Por eso el oficialismo aceptó discutir compensaciones para los estatales, tanto a nivel nacional como bonaerense, mientras espera que los privados cierren su propio aporte y mantiene más acelerado que nunca el gasto público en todos los niveles. Habrá que ver si alcanza.