Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La economía española comienza a mejorar

EMILIO J. CÁRDENAS Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas

0
La economía española comienza a mejorar

El nivel de actividad en la economía española de pronto parece haber comenzado a acelerarse. Esto ha ocurrido en las últimas semanas. Desde fines del pasado mes de abril, concretamente. Para el segundo y tercer trimestre de este año se anticipa un incremento de ese nivel del orden de 0,98% inter-trimestral. Por ello ahora se estima que la tasa de crecimiento española para el año en curso podría no sólo estar por encima del 2,7% anticipado, sino que hasta podría llegar a superar el 3% anual. Algo bien parecido parecería proyectarse ya para el 2018.

Tanto los indicadores del sector de los servicios, como los del sector industrial, muestran una aceleración expansiva del quehacer económico español. El ritmo es levemente superior al de la zona del euro (1,8% del PBI) y al de los Estados Unidos (2,2% del PBI). La región que está en torno a Madrid está ya creciendo al buen ritmo del 3,4% anual del PBI. La catalana algo menos, desde que crece al 3% anual de su PBI. Pero el aumento de la actividad económica se advierte en casi todo el país, con contadas excepciones en el sur del mismo.

Después de transitar dos lustros enteros, que han sido realmente muy opacos, el panorama económico español ha comenzado a mejorar visiblemente. Se advierte lo que podría ser un cambio de tendencia, que ciertamente comienza a generar optimismo.

No obstante, el déficit público español sería al cierre de este año del orden del 3,2%. Para el año próximo se anticipa la posibilidad de que ese déficit esté -en cambio- escasamente por debajo del 3%. Recordemos que en el 2009 el déficit estuvo en torno al 11%. La mejora es importante, entonces.

La recaudación fiscal también se ha entonado. No obstante, todavía el desempleo español es desgraciadamente muy alto: del 17%. Desalentador, específicamente respecto de los jóvenes. Para el año próximo se anticipa una tasa de desempleo del 15%, nivel que -algo mejor-luce aún socialmente doloroso.

Como es normal, la recuperación no es igual en todas partes de España. La renta de la zona de Madrid y la del dinámico País Vasco es -por ejemplo- del doble que la de Extremadura y muy superior a la de Andalucía.

En Madrid y en el País Vasco hablamos de ingresos que superan los 31.000 euros anuales. En Andalucía, en cambio, los niveles son del orden de los 17.000 euros anuales, que es la prevaleciente en el todavía duro sur de España.

La diferencia entre el norte y el sur no es, para nada, menor. Por esto la desocupación en el sur del país sigue siendo desesperante, del orden del 26%. Por el momento, el crecimiento del empleo español se concentra en bares, restaurantes, y hoteles. En el sector del turismo, entonces, que sigue siendo muy dinámico. Pero que, sin embargo, no es de altas remuneraciones, ni requiere de una formación superior.

Se advierte un cierto cambio de viento. No obstante, lo que sucede está muy lejos de ser un vendaval, pero lo cierto es que las noticias económicas recientes lucen ahora bastante más positivas para nuestra Madre Patria. Enhorabuena, entonces.