Jueves  02 de Mayo de 2019

La consagración del populismo de extrema derecha

La consagración del populismo de extrema derecha

La irrupción de Vox, una agrupación de derecha con 24 representantes en el Parlamento ha cambiado el mapa político de España. El pasado estaba bastante sepultado y Vox lo revive.Todavía no se sabe en que eventuales alianzas con otras agrupaciones participará, pero la cuestión es que tiene sus seguidores: nostálgicos del franquismo, luchas por el orden jerárquico en el país, guerra a los secesionismos y un cierto desprecio por los ideales de la democracia liberal. Su ideal es la reconquista ibérica a finales del siglo XV cuando los Reyes Católicos echaron a árabes y judíos del territorio de España. No en vano tuvo su nacimiento en Andalucía donde el odio al migrante es exagerado y peligroso. Basta ver la serie "Mar de Plástico", en Netflix.

Vox había alimentado, por el apoyo manifiesto de muchos grupos, las expectativas de un triunfo épico, arrollador. Pero logró 2 millones y medio de votos, el 10,3 por ciento del total. Acusan al Partido Socialista (PSOE) de Pedro Sánchez de haber dividido con sus manejos a los partidos de la derecha y culpan al Partido Popular (PP) de no haber sido capaz de echar a la izquierda sectaria del poder. Se sienten los mejores españoles, los únicos. El resto es basura.

Vox es un fenómeno a imagen y semejanza de todo lo que ocurre en el resto del hemisferio norte. La capacidad de fragmentación de otros partidos políticos y la polarización de la política le pegan de lleno a todas las democracias que van quedando en el viejo continente. La polarización -que es política pero también emocional- es otro fenómeno de la actualidad. Producto de la desconfianza de la población por el control de la economía por parte de los mercados financieros.

Toda Europa está impregnada de estos nuevos fenómenos. Han llevado a la crisis al Mercado Común y protestan contra lo que ellos llaman "burócratas " de Bruselas, la capital del Mercado. El problema es cercano: el viejo continente puede comenzar a fragmentarse, castigado por la xenofobia, el racismo, la máximo intolerancia.

Es directa consecuencia del Acuerdo o Tratado de Maastrich, uno de los fundacionales de la Unión Europea (UE), firmado el 7 de febrero de 1992, sometido luego a varias revisiones. Para fortalecer las economías y asegurar la convergencia exigió patrones de conducta financiera estatal muy estrictas, difíciles de cumplir.

Todo terminó mal. Porque los países mintieron, de manera deliberada, frente al apretón de Maastrich. Las cuentas que presentaban parecían correctas pero estaban impregnadas de ocultamientos casi absurdos, fantasiosos. Con la crisis financiera de 2008 emergieron los conflictos que sólo eran subterráneos.

Un caso patético fue Grecia que pareció hundirse y que tuvo que ser rescatada por el Mercado Común a duras penas , en medio de explosivas protestas populares. Pero la mentira se reiteró en todos las naciones que bordean el Mediterráneo o en el Atlántico cercano: Italia, España, Irlanda y Portugal. Con los años Irlanda y Portugal salieron del pantano, los otros no.

¿Que pasó en Italia? Entró en recesión, cundió el desempleo. Y apareció, con mucha fuerza, el populismo, sin máscaras. Que logró tomar el poder en medio de una profunda crisis (la deuda de los bancos privados rondaba el año pasado los 500.000 millones de euros). Por la lucha de los egos y por abismales diferencias de criterio el gobierno populista ahora se está partiendo, pero sigue teniendo capacidad de gobernar, desafiando, eso sí, los parámetros de gobernabilidad del Mercado Común Europeo.

Por un lado, en el norte de la península pisa fuerte el jefe de la Liga, Mateo Salvini, de extrema derecha. En el centro del país manda el Movimiento 5 estrellas creado por el cómico Beppe Grillo y ahora en manos de Luigi Di Maio. La niebla que aturde se despejará el 26 de mayo, con las elecciones al Parlamento Europeo. Si ganan los hombres de Salvini la brecha italiana será insalvable y el país difícil de rescatar. Salvini se siente líder de la "Liga de las Naciones Libres" (ENF), de derecha radicalizada. Y se resistió a celebrar el día de la Liberación de Italia por los aliados en la Segunda Guerra Mundial. Un gesto de admiración por Benito Mussolini y desprecio por los vencedores de la guerra.

Hay más novedades. Los populistas de extrema derecha Marine Le Pen, dirigente de un partido que nació fascista, ahora denominado Reagrupamiento Nacional y el holandés Geert Wilders líder del Partido por la Libertad, abiertamente anti Mercado Común Europeo dan todo su apoyo en Praga a Tomio Okamura, descendiente de japoneses, creador del Partido Libertad y Democracia en Checoslovaquia, quien participará en la elecciones del Parlamento Europeo.

Las tres agrupaciones se juntan bajo el lema "Juntos contra los dictámenes de la Unión Europea".

Ellos se han volcado por su cuenta. Pero quien fogonea detrás de bambalinas y desde distintas ciudades del continente es Steve Bannon, asesor de la campaña presidencial de Donald Trump -"Déspota Elegido" lo llamó Martín Wolff en el diario Financial Times en tanto algunos historiadores lo consideran un peligroso tirano- quien está motorizando un desbarajuste económico mundial por sus caprichos y ocultamientos.

Dejar la OTAN, como se propone, es abandonar Europa en manos de todos estos secesionistas, que no son pocos. Y dejar el territorio a Rusia que tiene veleidades imperiales.

El secesionismo juega junto al populismo, lo que juntos generan un gran peligro de fragmentación no sólo en Europa. El diccionario de Norberto Bobbio lo define como "un credo y movimiento basado en la siguiente premisa principal: la virtud reside en el pueblo auténtico que constituye las tradiciones colectivas". Y agrega: "El pueblo es asumido como mito y el líder elegido para conducirlo es la "voz" del pueblo".

El pensador francés Pierre Rosanvallón considera que el populismo es una "patología política", la antidemocracia, que implica respeto por las instituciones y el control férreo sobre ellas. El intelectual italiano Enzo Traverso juzga: "El populismo es una cáscara vacía que puede llenarse con distintos contenidos. Es un arma de combate político que apunta a estigmatizar al adversario". El filósofo alemán Jurgen Habermas es más terminante: "el populismo es la antidemocracia".

El populismo tanto de izquierda (que se ha dado esencialmente en América Latina y que aún tiene efectos residuales) como de derechas se basa en un discurso político que es capaz de poner sobre el tapete demandas de distintos grupos sociales. Es un atavismo, una irracionalidad para varios pensadores en el mundo.

En Latinoamérica el fenómeno se consagró como populismo a secas, el " pueblo al poder" y tuvo como representantes a Lázaro Cárdenas quien modelo el PRI en México, Getulio Vargas creador del Estado Novo en Brasil en la década del treinta, Juan Domingo Perón y Eva Duarte, Carlos Ménem y Hugo Chávez. Tuvo su momento cumbre con la elección de Hugo Chávez y su declinación en el juicio político al ex-presidente Fernando Lugo en Paraguay, en 2012.

El populismo también es un instrumento sólo para ganar elecciones. Es el caso del líder Nigel Farage quien condujo la aprobación del Brexit y de Donald Trump en los Estados Unidos. Farage ha producido un terremoto que lleva a que Londres deje de ser el centro financiero del mundo y corte relaciones indispensables con Europa. Pretexto: el odio a los funcionarios ("burócratas") de Bruselas.

Donald Trump se ha volcado a justificar la 'Supremacía Blanca', la xenofobia, el odio racista al inmigrante junto con un proceso de desigualdad económica nunca visto en los Estados Unidos.

Todos accedieron al poder por la vía electoral democrática.

Una salvedad : los líderes y militantes populistas odian a los medios de comunicación, bajo la acusación de mentirosos e interesados. Lo que sorprende en Europa es que en países de gran tradición social demócrata surgieron partidos nacionalistas y xenófobos. Los partidos de ultraderecha ya están gobernando participando de coaliciones en Austria, Dinamarca, Finlandia, Holanda, Noruega, Suiza, y Austria donde el primer ministro Sebastián Kurz, es un ultraderechista con nostalgias del fascismo. Víktor Orban, el " dueño" de Hungría es un autócrata que protege sus actos corruptos y los de sus amigos, como en otros países que fueron comunistas.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000074,250079,2500
DÓLAR BLUE-0,7143135,0000139,0000
DÓLAR CDO C/LIQ3,5854-137,1493
EURO0,267989,036789,2752
REAL0,233613,955013,9892
BITCOIN-0,503910.879,070010.885,3400
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,271229,8750
C.MONEY PRIV 1RA 1D-7,692318,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-7,317119,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000028,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000090,0090,00
CUPÓN PBI EN PESOS2,85711,801,75
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL4,232039.799,8900
BOVESPA-1,8100100.097,8300
DOW JONES-0,880027.901,9800
S&P 500 INDEX-1,11833.357,0100
NASDAQ-1,070010.910,2770
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,4827383,5125377,9091
TRIGO CHICAGO3,7753212,1031204,3869
MAIZ CHICAGO0,7995148,9114147,7303
SOJA ROSARIO2,4823289,0000282,0000
PETROLEO BRENT-0,485043,090043,3000
PETROLEO WTI-0,048840,950040,9700
ORO0,61861.952,00001.940,0000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology