Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La caída del petróleo genera un conflicto que obliga a recalcular variables fiscales

La caída del precio internacional del petróleo le va a agregar fricción a las primeras semanas de la nueva política económica. El Gobierno puso en marcha reducciones impositivas impostergables, como la eliminación casi total de las retenciones, y trabaja en otras ineludibles, como la rebaja del IVA a los alimentos y del Impuesto a las Ganancias para los asalariados. La primera de ellas era vital para garantizarle dólares al BCRA y para poner en marcha la rueda productiva del campo. La segundas son claves para compensar las subas de precios que generó el salto del tipo de cambio y para moderar los reclamos en las paritarias.

Esta pata del plan requiere ser compensada con un ahorro fiscal considerable. Según Alfonso Prat-Gay, recortarán el equivalente a 1,5% del PBI en subsidios a la energía, y 0,8% en otros gastos de menor envergadura. El punto es que la caída del crudo obligará a mantener parte de los subsidios, ya que se vuelven críticos para sostener la actividad del sector en las provincias patagónicas. El mayor problema lo tienen las compañías que exportan 100% de su producción, que no consiguen cubrir sus costos con el precio neto que reciben (menor a u$s 20, tras el pago de impuestos).

Las provincias, el gremio petrolero y el Gobierno están buscando la forma de sostener la actividad interna. Aranguren, el ministro del área, pide que todos cedan algo. Pero lo que todos le reclaman al Estado es que mantenga parte de los fondos (recortando sus metas de ahorro). Tiene por delante una frazada corta: más déficit fiscal complica el objetivo de que el BCRA emita menos pesos para el Tesoro, pero no hacerlo probablemente acentuará el conflicto social en el sur, instalando una severa complicación en el arranque de las negociaciones paritarias. Solo un arreglo rápido con los holdouts que baje el costo de financiamiento podría compensar los nubarrones externos. La palabra que más se repetirá en los despachos del equipo económico será "recalculando".

Más notas de tu interés

Comentarios2
Aníbal Perpetua
Aníbal Perpetua 25/01/2016 06:00:24

Las carnes, verduras y frutas tributan el 10.5 % del IVA., por otro lado la consecuencia inmediatra de la reducción de las retenciones es que el estado disponga de menos dinero. Elemental.

JOSE   MANUEL LEVY
JOSE MANUEL LEVY 25/01/2016 07:07:03

El debate en entre COSMOPOLISMO ( Cataláctica) y NACIONALISMO (Economia). (IOSELE)