La Fed despliega su compromiso y su poder de fuego frente al Covid-19

En su reunión de política monetaria del día de ayer, la autoridad monetaria de EE UU ratificó su férrea posición en defensa de los niveles  de actividad económica y de empleo, seriamente dañados por  los impactos negativos del Covid-19 .

En efecto, no sólo mantuvo su tasa de referencia en el rango histórico del 0 al 0,25%, sino que también anunció que mantendría -mediante la compra de bonos del Tesoro y activos garantizados por hipotecas- su actual inyección monetaria al ritmo de 120 mil millones de dólares. Asimismo, reafirmó que adicionalmente seguiría asistiendo a la liquidez del sistema financiero doméstico mediante operaciones de pase a las entidades que así lo requirieran. Más aún, en aras proteger el valor del dólar a nivel global, ratificó las líneas de crédito (“swaps ) que al comienzo de la crisis  pusiera a disposición de los principales bancos centrales. Estas medidas de apoyo se condicen con el escenario visualizado por la Fed y con el compromiso de sus autoridades respecto a la vigencia de las mismas.

Respecto al escenario, la entidad sostiene que la pandemia  está causando  “tremendas dificultades humanas y económicas “(sic), no sólo a EE UU sino también a todo el globo. En efecto, las medidas sanitarias –tomadas a modo de necesaria defensa contra la pandemia- han generado considerables riesgos sobre la actividad económica y los niveles de empleo y de inflación. En consecuencia, en el Comunicado de Prensa posterior al cierre de la reunión,  se afirma que  -a los efectos de promover su objetivo dual de máximo empleo con estabilidad de precios- la Reserva Federal está comprometida en emplear la totalidad de las herramientas disponibles y a mantenerlas o, incluso profundizarlas, “todo el tiempo que sea necesario .

Asimismo, en  Conferencia de Prensa, el Presidente James Powell fue muy explícito al ratificar no sólo el compromiso de la entidad con  el ataque frontal a las heridas provocadas por el virus, sino también su disposición a utilizar todo el herramental disponible. Claramente no se fijaron plazos sino objetivos. Fue muy claro, también, al afirmar que la recuperación económica y social dependería de la “habilidad de las autoridades para “derrotar a tan peligroso y contagioso virus. Sin embargo, y con toda razón, sostuvo que la entidad no estaba en condiciones de determinar ni la duración ni la sustentabilidad  de la pandemia. Por último, deslizó un mensaje a la actual administración del presidente Trump:  por sí sola, la Fed  no puede abatir la crisis; por el contrario es necesaria una acción complementaria y coordinada con el resto de la administración. A buen entendedor … pocas palabras!

En síntesis. A partir de su visión de un complicado escenario económico y social, la Fed  -respetando su tradición- no sólo ha puesto sobre la mesa el total del arsenal monetario disponible, sino que también ha manifestado su compromiso en utilizarlo “todo el tiempo que fuera necesario . Claramente, esta posición es condición necesaria para enfrentar con éxito la crisis, pero no será suficiente si no es acompañada por políticas fiscales y sociales que vayan en el mismo camino. Respecto a este punto,  la volatilidad racional del presidente Trump y sus acólitos podrían dificultar la tan ansiada recuperación.

Tags relacionados
Noticias del día