Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La Corte bajó la inflación

El fallo de la Corte anulando el aumento de tarifas residenciales de gas trae aparejado también un resultado casi paradójico: la inflación pasada será menor como consecuencia de que deberá ser recalculada con las tarifas de gas sin los aumentos toda vez que la Justicia obliga a retrotraer los valores. La inflación se mide por la variación que registra el Indice de Precios al Consumidor, un promedio de las variaciones de precios que experimentan un conjunto de bienes y servicios que adquieren los consumidores, el gas entre ellos. Por ello en abril pasado, mes en que se computó el aumento en el precio del gas, los índices de precios pegaron un salto. Según el Indice de la Ciudad de Buenos Aires la inflación del mes fue 6,5% y medida en forma interanual del 40,5%. Consecuencia, entre otras cosas, que el gas había subido en promedio, según el mismo índice, un 183,7% respecto del mes de marzo. Los otros índices reflejaron algo similar. Según la provincia de Córdoba la suba fue en el mes de 4,5% y en términos interanuales un 34,9% como consecuencia, entre otras cosas, de que el gas había subido respecto del mes anterior 116%. Según el Indice de San Luis finalmente la inflación fue en abril 3,4% y la suba interanual del 39,3%, como consecuencia, entre cosas, de que el propio índice registraba para el rubro ‘combustibles para la vivienda’ una suba del 164% respecto del mes anterior. El fallo de la Corte obliga a recalcular la ‘inflación’ con el precio anterior del gas. Y entonces la inflación medida será menor. Grosso modo el aumento de las tarifas del gas le agregó a la variación interanual del Indice de Precios de la Ciudad de Buenos Aires entre 1,5-2 puntos porcentuales en forma directa. Un beneficio muy pequeño en relación a los costos que tendrá el gobierno. ¿O no tan pequeño ?