Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La Argentina soñada

MARCELO ZLOTOGWIAZDA Economista y periodista

11

Todos sabían que los más de 12.000 millones de dólares de endeudamiento irían a parar a las cuentas de los buitres y ni uno sólo a las reservas del Banco Central. Pero eran pocos los que, como él, confiaban en que el acuerdo iba a provocar la gran afluencia de divisas que día a día le informa Federico Sturzenegger. Es la razón, le explican, de que el dólar haya vuelto a cotizar cerca de cuando se levantó el (mal llamado) cepo.


La caída del dólar ha logrado una carambola muy provechosa. Le permitió al Banco Central reducir considerablemente la tasa de interés, que había llegado a niveles incompatibles con una recuperación económica. Y al mismo tiempo aplacó el traslado a precios que se venía dando antes de que se saliera del default. Pensó que debería reconocerle a Alfonso Prat Gay su acierto en anticipar que en esta segunda mitad del año la economía saldría de la recesión y que la inflación se ubicaría en torno al 1 por ciento mensual. Lo que en marzo parecía una quimera es ahora realidad.


Confianza es una de las palabras que más circula por el mundo de los negocios desde el arreglo con los holdouts. Ya no solo la pronuncia él y sus ministros. Una clara muestra de que la recuperada confianza no es solo doméstica fue la exitosísima colocación del flamante Bonar 2030 de la semana pasada: los inversores demandaron el triple de lo que se ofrecía por un título a quince años, y la tasa de corte apenas superó el 6 por ciento. Todavía no se llegó a lo que pagan para contraer deuda México, Perú o Chile. Pero como siempre dice, lo importante es que cada día mejoremos un poquito.


Llegó a darse el lujo de rechazar una clara insinuación que le acercaron desde Washington para que la normalización de las relaciones con el Fondo Monetario Internacional no se agote en los elogios recibidos y en la aceptación para que ese organismo vuelva a revisar los números según prevé al artículo IV; le hicieron saber que hay crédito disponible.

¿Qué van a decir ahora los artistas que armaron aquel video con los carteles ‘No volvamos al Fondo’ cuando el Congreso debatía la salida del default? ¿Qué dicen ahora los que en marzo asustaban con que vendría una catarata de juicios de bonistas que habían aceptado peores condiciones que las de Paul Singer? Ni una sola demanda.


No sólo llegan dólares prestados. Todas las semanas se conocen anuncios de inversiones productivas. La agroindustria y la minería son las estrellas del momento. Hay también un boom de proyectos en energía eólica y solar, que buscan aprovechar el potencial y la necesidad que tiene el país de aumentar la provisión de fuentes renovables. Sabe que la industria local se queja de que la ley que establece plazos demasiados cortos para que las empresas reemplacen un porcentaje importante de energías fósiles, por el mayor costo que ello implica y porque los tiempos limitan la posibilidad de desarrollar abastecimiento local. Francisco Cabrera le prometió que va resolver el conflicto, tal como viene resolviendo casi todos.


Hay un muy fuerte interés inversor, local y extranjero, en servicios, pero también alcanza a sectores industriales tradicionales. Ni hablar lo que está ocurriendo con la obra pública, que se puso en marcha a una velocidad que ni él hubiera imaginado. El Plan Belgrano Norte ya está en plena ejecución, con decenas de licitaciones abiertas y hasta un par ya definidas. La duda es, ahora, si hay capacidad suficiente para mantener el ritmo.


Lo mismo en la construcción privada. El asombro que causó en marzo la explosión de ventas que hubo el primer día que Eduardo Constantini ofreció un nuevo loteo en el Nordelta de Escobar, hoy ya no sorprende. La estabilidad del dólar, la caída en el rendimiento de los depósitos, y las líneas de créditos hipotecarios lanzadas por bancos oficiales y privados, reactivaron la inversión en ladrillos y los emprendimientos inmobiliarios. Hace rato que Gerardo Martínez y José Chediak dejaron de protestar.


Aunque todo iría aún mejor si Brasil no estuviera hundido en una seria crisis política y económica, no hay mal que por bien no venga. Le cuentan que parte de los fondos que huyeron de allá vinieron para acá, y que incluso hay un par de compañías que están evaluando mudar sus plantas. Un asesor suyo bromeó con que se trata de un ‘fly to quality‘.


Se le aparece la imagen de una tapa de The Economist como la que en 2009 ilustró el milagro brasileño con un Cristo Redentor disparado al cielo, pero esta vez con la imagen del Obelisco. Nada descabellado. The Wall Street Journal, Financial Times, y la mayoría de los grandes medios internacionales se ocupan de la resurrección argentina.


Con sus lógicas idas y vueltas, la mayoría de la oposición sigue aportando a la gobernabilidad. Ayudaron en la nueva ley de Ganancias, en la que elimina el IVA a consumos básicos de sectores populares, y en la reforma judicial que creó la figura del arrepentido. Es conciente de que no se trata de patriotismo sino de la táctica política elemental de estar cerca de un gobierno que mantiene una alta aprobación social. Se notó en el festejo del Bicentenario, comparable a lo que sucedió en el 2010. La revolución de la alegría.


También ayuda el kirchnerismo, que sigue a la deriva sin dar pie con bola, y que para mejor, pasea por los canales de televisión a sus peores figuras. Una realidad soñada. Lástima que Antonia entró al cuarto y lo despertó.

Más notas de tu interés

Comentarios11
Ricardo M. B. Molina
Ricardo M. B. Molina 21/03/2016 07:39:26

Ahh , me olvidaba, no soy macrista , es más si me apurás un poco te diría que soy ANTImacrista

Ricardo M. B. Molina
Ricardo M. B. Molina 21/03/2016 07:37:41

Enseguida de comenzar a leer la nota imaginaba el final.- Lástima el peronismo siempre tratando desde el principio de destruir cualquier otro gobierno. ya lo viví, tengo 66 años y nunca van a cambiar.-

Maria Gallardo
Maria Gallardo 18/03/2016 11:01:25

Genial Zloto....podrías leeerlo uno de estos dias al abrir tu programa de radio es un excelente cuento corto !!

Vicente G Clemente
Vicente G Clemente 18/03/2016 06:52:34

mucha indulgencia Zloto, nunca viste ni siquiera creías las denuncias. orgullo, mezquindad, no darle crédito a Lanata. ahora te acomodas el jopo para no salir tan gil? por eso ironía con lo que no quisiste ver?: soberbia no, mejor honestidad y autocrítica

Ricardo Avila
Ricardo Avila 18/03/2016 05:45:08

EL ULTIMO PÁRRAFO ES UNA IMBECILIDAD PROPIA DE ESTE MISERABLE. PERO EL RESTO ES UNA VERDAD VISIBLE. ESTE TIPO ES MAS NAUSEABUNDO QUE LA MORSA.

Ricardo Avila
Ricardo Avila 18/03/2016 05:42:15

NADA MAS QUE UNA DESCRIPCIÓN EXACTA DE LA REALIDAD. PARECE INCREÍBLE PERO ES VERDAD. ARGENTINA ES UN PAÍS QUE SUELE SALIR DE ABIMOS COMO EL K CON UNA RAPIDEZ SORPRENDENTE. SOLO QUE ESTA VEZ ES MUCHO MAS PROFESIONAL.

Juan Pusterla
Juan Pusterla 18/03/2016 02:44:42

que mala leche sos , zloto. volva a 23.

Dorban Gorgovich
Dorban Gorgovich 18/03/2016 02:22:32

Sus artículos parecen ecritos en una licuadora ideológica. Van de unlado al otro y son poco claros.

Santiago Bahl Taboada
Santiago Bahl Taboada 18/03/2016 02:21:50

como puede ser que este ignorante tenga espacio en este diario, lamentable

Nora de Mancuso
Nora de Mancuso 18/03/2016 01:24:58

Toda historia , toda realidad nace un sueño que es una esperanza!! Es lindo soñar que este fuera el sueño de un presidente argentino como Mauricio Macri. Es un buen punto para empezar tener ganas de hacer por los argentinos!!

Ver todos los comentarios