Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Invertir en inmuebles: cuáles son las zonas más rentables y por qué

Poner la lupa en el zona en la que se quiere adquirir la propiedad y los plazos con los que dispone cada ahorrista para obtener una renta son claves a la hora de elegir. Se puede elegir barrios tradicionales, pero también existen nuevas oportunidades.

Invertir en inmuebles: cuáles son las zonas más rentables y por qué

“Localización, localización y localización” reza la más reconocida recomendación  en materia de Real Estate, acuñada desde hace décadas.  Las buenas ubicaciones, reconocidas y con alto valor lo son porque reúnen una serie de atributos que aseguran que la mayoría de la población si pudiera quisiera vivir, estar o permanecer ahí.  Esta condición provocaría que la demanda de determinado tipo de inmuebles estaría asegurada y por lo tanto el valor de la inversión tendería a apreciarse a en el tiempo en la medida que la oferta haya llegado a un límite en su capacidad de expandirse.

Esta situación se da en general dentro de las zonas consolidadas de las grandes ciudades. Así para un inversor que no quiera correr riesgos - o minimizarlos porque la realidad es que nunca se está exento de alguno-, lo ideal sería apostar a este tipo de áreas.  La ciudad de Buenos Aires, exhibe varios barrios con esta condición: Puerto Madero, donde se ubican los valores más elevados, Recoleta, Palermo y Belgrano son un claro ejemplo. Allí tal vez no pueda obtenerse una rápida revalorización, pero si despejar la incertidumbre que podría provocar apostar al despegue de una zona no consolidada.

Precisamente en áreas hoy no reconocidas o elegidas por la demanda, es por el contrario donde pueden obtenerse las tasas de revalorización más altas pero con dosis de riesgo más elevadas ya que allí hay que apostar a la mejora general de la zona que la convierta precisamente en un lugar donde acuda más población. Es en esas zonas donde el monto de inversión será menor en función de su actualidad y el valor de salida más alto en la medida que se dé lo proyectado. En este sentido el área de Parque Patricios, a partir de la creación del distrito tecnológico y de la mudanza de edificios administrativos de la ciudad, presenta oportunidades en residencial apto profesional y en locales comerciales a partir de un crecimiento de la densidad de población producto de la mayor presencia de oficinas.  En la zona que rodea al Parque Lezama en los barrios de Barracas y La Boca se presenta un fenómeno similar y los indicios de revalorización ya se están advirtiendo, por lo cual están zonas merecerían estar en el radar del inversor. 

Así, para invertir en estas u otras áreas se debe prestar atención a las acciones de transformación que se puedan dar vía obra pública, por la construcción de alguna gran obra por parte de un privado o por la acción conjunta de varios desarrolladores inmobiliarios en el área. Se debe poner el foco en cómo será a futuro a partir de esas acciones más allá de las condiciones presentes.

Pero, también dentro de la ciudad existen otras zonas que tienen mucho potencial y más aun considerando el afianzamiento  que podría tener el crédito hipotecario en los próximos años que ampliará la demanda a más usuarios finales. A medio camino entre los barrios muy demandados y otros más relegados que comentáramos más arriba existen muy buenas opciones a partir del reciclaje y reconversión de viviendas unifamiliares, locales o galpones en barrios como Boedo, Parque Chacabuco y Paternal,  por nombrar algunos casos.

Por último, algo que debe tener presente desde el principio quien desee invertir en Real Estate: las oportunidades no abundan en el mercado y mucho menos para especulaciones de corto plazo.