Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Inundaciones: al Gobierno le conviene definir cuanto antes un plan de asistencia

Después de que el gobierno de Santa Fe reclamara ayer una asistencia extraordinaria al Poder Ejecutivo nacional para hacer frente a las dramáticas consecuencias de las inundaciones, dejó abierta la puerta a cuestionamientos sobre qué tan eficiente había sido la inversión pública en los últimos años. Es real que el gasto de capital rondó 5% en los últimos cuatro años, lo que a primera vista resulta insuficiente. Pero en materia hídrica, hay dos factores que también deben ser tenidos en cuenta: el primero es la excepcionalidad de las lluvias caídas en las últimas semanas; el segundo es que hay una coordinación en esta materia que debe ser ejercida por la Nación, para que cada distrito no haga obras que mejoren su situación relativa pero empeoren la de sus vecinos.

El agua caída en las últimas cuatro semanas equivale a las precipitaciones de todo el año.

En algunas localidades superó los 900 milímetros, una cantidad para la cual no hay infraestructura que aguante.

El Gobierno tiene la posibilidad de hacer un aporte sustantivo a la provincia en materia de asistencia.


Puede poner en juego algunos registros de la política, ya que el gobernador Miguel Lifschitz no es aliado del macrismo pero si de sus socios de Cambiemos. Una respuesta ágil puede ser bien vista en octubre. Pero lo que debe pensar antes es en una acción que resguarde indicadores productivos clave, ya que pueden tener consecuencias sobre la actividad regional pero también sobre precios de la canasta básica.


Hay cuatro millones de hectáreas cultivadas que ya están afectadas, así como 1350 tambos y 150.000 vacas.

El mercado internacional de commodities tomará nota hoy del faltante de soja que habrá en la próxima campaña. En la oleaginosa la suba del precio ayuda a neutralizar la pérdida. Pero con el resto de las producciones eso no sucede. El costo social y económico que provocó esta situación excepcional aconsejan reaccionar ya, antes de que sea demasiado tarde.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar